Cuarta probable vacuna contra la COVID-19 entra en última fase en EE.UU.

Regeneron, empresa radicada en Estados Unidos, anunció que inicia la fase III del ensayo clínico con una probable vacuna contra la COVID-19, y su fórmula se basa en “un cóctel de dos anticuerpos contra el coronavirus”.

Este cóctel de anticuerpos no solo sería utilizado como vacuna o elemento preventivo, sino también en el proceso de tratamiento curativo de la enfermedad, según ha asegurado la empresa norteamericana en un comunicado.

La posible vacuna estadounidense ha sido denominada REGN-COV2, fármaco cuyo primer objetivo es evitar la infección por COVID-19 en caso que una persona sana sea expuesta en una de incidencia del Coronavirus que tiene al mundo sometido en una pandemia desde inicios del 2020.

También anunció el inicio de pruebas clínicas no solo en pacientes hospitalizados, sino también en aquellos que permanezcan fuera de los centros médicos para comprobar la seguridad del fármaco y su capacidad curativa.

En caso de ser efectiva, sería el primero medicamento que cumpla con la función preventiva y curativa a la vez, lo que lo hace diferentes a otras alternativas que también iniciaron la fase III de investigaciones clínicas con posibles vacunas, tal es el caso de Bran Bretaña, China y Alemania.

Hasta el momento son cuatro investigaciones que alcanzan la última fase, los otros proyectos en pleno avance cuyos investigadores ya han alcanzado la fase III o última fase de los ensayos clínicos son: AstraZeneca (Reino Unido) y Sinopharm (China), SinoVac (China) y Gegeneron (Estados Unidos).