¡Cuidado! CR7 siempre aparece

214

El oscuro panorama que viene envolviendo al llamado “Bicho” en las últimos días previos al Mundial de Qatar, hace presagiar que a Cristiano Ronaldo se le acabaron sus minutos de gloria y todo apunta a que pasará por debajo de la mesa en la cita ecuménica del medio oriente.

Su poca participación en el Manchester United, dejándolo en algunos momentos hasta fuera de las convocatorias del equipo Rojo, determina para muchos el final de una era para el “luso”, quedando en el olvido y terminando así por la puerta de atrás.

Pero qué va. A muchos se les olvida que Cristiano ha sido la redención en los momentos donde nadie imaginaba, de las cenizas de críticas y poca fe para uno de los jugadores más laureados en los últimos 20 años. Quién no recuerda apariciones estratosféricas en Champions, donde él solito se cargaba las cruces de las derrotas y en los minutos ¡inesperados aparecían los destellos de este hombre que a veces se cuestiona si es humano por lo que hace.

Considero que una de sus grandes fortalezas como jugador ha sido el de líder y en la selección de Portugal lo ha demostrado desde que tuvo en sus inicios junto a Figo y Rui Costa, por mencionar algunos. Allí indicaba lo que iba desenvolverse en el gramado, fuera de su calidad individual: el de temple, empuje para sus compañeros. Eso, sin dudas, lo demostraba como un jugador colectivo y completo. Se puede traer como ejemplo el título de la EUROCOPA de 2016, donde el “Bicho” se lesionó en la final, pero regreso en el tiempo extra como un director técnico más. Así evidenció que su palabra y arengas fueron tomadas en cuenta para la obtención del título continental ante Francia.

En selección y clubes, Cristiano Ronaldo tiene anécdotas de regresos épicos, siendo largos episodios donde él es gran protagonista. Hoy muchos aseguran que ya se terminó, que no juega, que está peleado con uno y otro, y que está tranquilo porque ya hizo su vida, entre otras tantas cosas.

Hechos que no representan, a mi juicio, un dolor de cabeza para el capitán de Portugal. Es aquí donde tendrá un capitulo más de lo mencionado anteriormente, en un año difícil, sobre todo en lo personal, por la muerte de su hijo que lo marcó, pero que seguro será una de sus fuentes de inspiración para hacer un mundial por todo lo alto, porque Cristiano es un jugador que se auto-compite: siempre quiere ganar, estar mejor cada día y también para dedicarle a sus detractores lo vivo que está para el futbol.

No soy pro “CR7”. A lo mejor su estilo fuera de la cancha no es propio para admirarle, pero históricamente al fútbol le ha dado semblantes de entrega, fuerza, goles, momentos de gloria y lo que para mi es importante: un hombre que está para el equipo, aparece en escenarios oscuro para decir aquí estoy yo, para seguir dando luz al deporte que apasiona al mundo.

Olvídense de los millones y fortuna que tiene. Olvídense del presente en el Manchester, olvídense de las declaraciones que dio hace días, porque seguro estoy que Cristiano Ronaldo está mas vivo que nunca. No sé si le alcance para que Portugal gane en Qatar, pero individualmente puede tener su mejor participación y eso lo pondrá nuevamente en la élite del fútbol, como años atrás.