Del Inmaculada al Ícaro, así inició la descarga de crudo del “Nabarima”

El buque “Inmaculada” perteneciente a la flota de la empresa italiana ENI, socio de la estatal petrolera venezolana PDVSA, finalmente inició con la descarga de crudo del buque almacén Nabarima que corre riesgo de hundirse por el estado de abandono en el que se encuentra.

La descarga inició al martes 15 de diciembre a través del buque de menor calado “Inmaculada” a que su vez lo traslada a otro de mayor capacidad: el Ícaro.

De acuerdo con fuentes conocedores de la materia petrolera, el buque Inmaculada realizará varios transbordos o transferencia de crudo al Ícaro en las próximas dos semanas hasta logar vaciar en un 100% el contenido del buque destartalado.

“Los datos de seguimiento de Refinitiv Eikon muestran que el Ícaro navegó hacia Nabarima el martes por la mañana y ancló en el Golfo de Paria, cerca de la plataforma petrolera”, reseña la agencia de noticias Reuters.

Según varios archivos periodísticos de Radio Fe y Alegría Noticias, el buque almacén Nabarima resguarda en su interior 1,3 millones de barriles de crudo.

Desde septiembre de 2020, este buque almacén ha estado en la mira de la prensa nacional e internacional, organizaciones no gubernamentales y bajo la lupa tanto del gobierno de Maduro como de sectores políticos de oposición en Venezuela.

Se temía que el posible hundimiento del buque podía terminar en uno de las catástrofes más grandes sobre la tierra que afectaría no solo a las costas de Venezuela, sino también a Trinidad y Tobago, y otras islas del Caribe y países vecinos como Guyana, Colombia y Brasil.