Denuncian el desalojo de 30 campesinos en el estado Guárico

470
Foto: Xiomara López

Unos 30 campesinos del fundo El Rebolledo, municipio Chaguaramas, en el estado Guárico, exigieron este viernes 22 de julio a las autoridades nacionales investigar a fondo el atropello en la que son víctimas a diario por unos presuntos apoderados de la finca Pica-Pica, con quienes comparten extensiones de tierras, también conocidas como “previos”.

Dick Machuca, vocero regional de la Plataforma Nacional Campesina y representante de los afectados, expresó a Radio Fe y Alegría Noticias que dentro del Santuario Pica-Pica están dos lotes de terrenos. Ahí los campesinos llevan tres años trabajando 400 hectáreas, porque al fallecer el dueño, la viuda entregó esos terrenos al Instituto Nacional Tierra Urbana (INTU) y quedaron abandonados.

“Esta señora, Soledad María Reyes de López, en su momento, renunció a esas tierras. Aquí está la solicitud de renuncia ante el Instituto Nacional de Tierra y la aprobación donde el Instituto Nacional de Tierra aprueba la liberación de previos. Se aprobó la renuncia y le dio ejecútese a la renuncia del previo Pica-Pica, Rebolledo”.

Respaldo a los campesinos

Machuca aseguró que la plataforma respalda a los campesinos por las formas en como están actuando las dos personas que los quieren desalojar a la fuerza del sitio.

“De un tiempo para acá (mayo de este año), llegaron unos ciudadanos de forma violenta y agresiva en torno a los campesinos y a los productores que hacen vida en Rebolledo, para tratar de involucrarlos en hechos ilícitos, pero no han podido. Han encontrado una fuerza campesina dura y la van seguir encontrando donde tengamos que ir de los organismos jurisdiccionales competentes”, dijo.

“Nosotros desde la plataforma respaldamos a estos compañeros porque la injusticia no va con nosotros, y menos de la forma como están actuando estos señores Manuel Alejandro Matos y María Alejandra García, son apoderados de la señora Soledad María Reyes de López”.

El vocero de la plataforma señaló que García tiene influencia con los organismos de seguridad en esta jurisdicción y la ejerce para meter presión a los campesinos, quienes resultaron detenidos hace un mes. Además, hubo disparos dentro del previo Rebolledo, en donde una persona resultó herida y hasta la fecha no hay responsables sobre este hecho.

“Ella, a través de sus influencias policiales, militares ha tratado de sacar a los campesinos de forma violenta. Aquí, a mi lado derecho, se encuentra el compañero y campesino, Rafael Piña, herido de bala por el señor Manuel Matos”, dijo.

Adicionalmente, Machado indicó que “de forma infraganti lo agarran ese mismo día, con tres personas más, con armamento y lo llevan al comando de la Policía Nacional de Chaguaramas, en donde estuvieron aproximadamente tres horas, y después  mediante una llamada lo liberaron, a pesar que lo agarraron con pistola en mano”.

Machuca indicó que García metió una medida de protección ante un tribunal en Valle de la Pascua, donde se le otorgó todo el lote de tierras (1.530 hectáreas), a nombre de una empresa fantasma que no tiene ninguna documentación en regla.

“Esta señora María Alejandra García, en mayo de este mismo año, metió un escrito de medida de protección agroalimentaria en el Tribunal 1 de Primera Instancia Agraria de Valle de la Pascua. La juez dio la medida en su totalidad de terreno 1.530 hectáreas, que cubre el fundo Pica-Pica y el fundo Rebolledo”, dijo.

El vocero agregó que, a su juicio, la juez debe una explicación de manera jurisdiccional, “porque para la ley los campesinos deberían estar protegidos con esta medida, pero no es. Dictó la medida a favor del Pica-Pica y su apoderada María Alejandra García”.

“Aquí está la empresa Pica-Pica C.A., una empresa que no paga impuesto desde su elaboración ante el registro mercantil. No paga los impuesto al fisco nacional”, puntualizó.

Los afectados hicieron un llamado al Gobernador del estado Guárico, para que este tipo de acciones no sigan ocurriendo, ya que ellos recibieron financiamiento para la producción de maíz en la zona, para la cría de más 350 reses, aves ponedoras, cría de cerdos y elaboración de queso. Ahora los quieren sacar de las tierras sin ninguna consideración.