JM de los Ríos tiene una semana sin agua potable

Hospital JM de los Ríos sin agua potable ni insumos

La directora de la organización Prepara Familia, Katherine Martínez, denunció que el hospital infantil JM de los Ríos tiene alrededor de una semana sin servicio de agua potable.

En una entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias, Martínez rechazó el hecho de que uno de los principales hospitales del país mantenga sus baños cerrados y muchos servicios al mínimo debido a la falta del líquido.

“Un hospital de referencia nacional, que tiene 34 especialidades y recibe niños de todo el país, no tiene acceso a un suministro de agua regular. Tenemos prácticamente los baños cerrados, una situación complicada para el profesional que está ejerciendo su labor y para los niños que llegan todos los días con sus familias (…) y los que están hospitalizados”, denunció.

Además, dijo, se suma la falta de mantenimiento del equipo técnico necesario para prestar servicio y la falta de insumos.

“Seguimos sin rayos X, sin reactivos en los laboratorios. Lo que hace que las familias continúen en la calle tocando puertas con una hiperinflación que llega a niveles desbordantes y que las familias no pueden pagar un examen que cuesta 500 mil, dos millones, tres millones. No hay bolsillo que aguante”, lamentó.

Igualmente, explicó que en el centro hospitalario es complicado brindar a los pacientes la alimentación requerida mientras se encuentran internados.

Aseguró que fue esa la razón por la que el personal de salud llevó a cabo una serie de protestas frente al Hospital JM de los Ríos y otros centros de salud a nivel nacional.

Afirmó que los médicos y enfermeras venezolanos hacen una labor “titánica” para tratar a los pacientes ante la situación de desabastecimiento en que se encuentran los hospitales venezolanos.

Por esa razón, expresó que Prepara Familia es solidaria con las protestas del sector salud:

“Nosotros estamos solidarios con estas protestas, porque nosotros sabemos de justicia, como ellos deberían tener el salario digno que requieren después de la labor titánica que realizan. Y lamentablemente el Estado da la vuelta y no le duele la situación que está viviendo el personal de salud”, manifestó.

JM de los Ríos sin trasplantes

Martínez se refirió también al programa de trasplantes auspiciados por el gobierno nacional y que se encuentra suspendido desde junio de 2017.

“La suspensión afectan no solamente a los niños y adultos que tienen una patología de síndrome nefrótico y que están dializándose en todo el país, sino también afecta a los niños que tienen que realizarse cualquier tipo de trasplante”, dijo Martínez.

La situación, en su opinión, deja “sin salida” a los pacientes dializados, que son los más afectados por ser la población con mayor número, con respecto a otros tipos de trasplantes.

Insistió una vez más que el Estado venezolano ha hecho caso omiso a la Constitución, la Ley de Protección al Niño, Niña y Adolescente y a las medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“El día 20 de noviembre se conmemoran 30 años de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, Niña y Adolescente y en Venezuela los niños no tienen salida. No tienen acceso al derecho a la salud, a la alimentación”, sentenció.