Denuncian maltratos a trabajadores del Parque Guatopo

Marlene Sifontes, presidenta del Sindicato Nacional de Inparques, denunció la persecución y hasta la suspensión de sueldos a los trabajadores del Parque Nacional Guatopo, ubicado entre los estados Guárico y Miranda.

“El Parque Nacional Guatopo tiene una serie de problemas graves que hemos venido denunciando desde el año pasado con una política de persecución y amedrentamiento que tiene la actual coordinadora, Mercedes Saavedra. El año pasado le suspendió el salario a 83 guardaparques, entre ellos, a una compañera embarazada, Paola Bustamante, que se vio en riesgo y se le adelantó el parto. Esa situación no ha cambiado”, afirmó Sifontes.

También comentó que hace días los trabajadores de este parque protestaron por los bajos salarios y las condiciones por la que están pasando para poder llegar a sus oficinas.

La sindicalista señaló que los guardaparques tienen que pagar pasajes dolarizados o caminar largos trayectos para evitar que les suspendan los sueldos.

“Hay unos puestos de guardaparques que son muy distantes como es Agua Blanca, Lucero, La Colonia, La Hacienda. Entonces ahora están cobrando dos dólares desde el banco Guanape para llevarlos a estos puestos. En algunos casos tardan ocho horas si van caminando”, destacó.

“Los venezolanos estamos ganando 0,68 centavos de dólar, cómo los guardaparques van a prestar sus servicios si no tienen ni quiera para pagar el pasaje”, refutó.

También denunció que a los trabajadores «que están en la parte hacia Guárico no les entregan la bolsa de comida que era un paliativo que tenían desde el mes de noviembre. Al contrario, a los del parque Nacional Guatopo, que abarca la parte del estado Miranda, sí recibieron una bolsa en diciembre. Esto trae como consecuencia que las áreas están desprotegidas, que nuestros parques nacionales, que son reservas de agua, que son reservas de biodiversidad, prácticamente se están quedando solos”.

Parques invadidos

Sifontes indicó que el parque está siendo víctima de invasiones por parte de bandas de delincuentes que han tomado estas zonas boscosas para ocultarse de los funcionarios policiales.

“Estamos viendo una serie de invasiones por todos lados. La situación que se presenta en el parque nacional Guatopo, con la delincuencia que hay en unas áreas donde no se puede entrar, eso es producto de una política que no está identificada con la misión que nosotros tenemos que es preservar, conservar nuestras áreas. Hay que llamar también la atención porque los que se encargan junto con Inparques de hacer la guardería ambiental, es la Guardia Nacional», apuntó.

La presidenta del sindicato manifestó que los parques y monumentos nacionales no cuentan con la seguridad para albergar a los turistas que quieran visitar estos sitios de esparcimiento ante el abandono en el que se encuentran.   

“Si tú vas ir a un parque que no te ofrece seguridad, donde están los delincuentes, que de paso las vías se están cayendo, entonces el ciudadano, al igual que los trabajadores de Inparques, están perdiendo un espacio vital para la recreación y el disfrute”, denunció Sifontes.