Denuncian que desconocen paradero de escoltas de Guaidó

Foto: El Universal

La defensa de los funcionarios del equipo de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional asegura que no ha tenido acceso al expediente.

Las abogadas Charity Flores y Alejandra Tosta ofrecieron declaraciones a la prensa en horas de la noche de este lunes y aseguraron que desconocen la precalificación jurídica, el estado de salud y el centro de reclusión de Erick Sánchez y Jason Parisi, quienes fueron detenidos el pasado viernes.

Las abogadas dijeron que se presume que la detención de los miembros del equipo de seguridad del presidente del parlamento, Juan Guaidó, la habrían ejecutado las Fuerzas de Acciones Especiales (PNB) pues fueron las responsables de su traslado a la sede de los tribunales el pasado domingo, cuando la audiencia de presentación fue cancelada al declararse imcopetente el tribunal 7mo de control para conocer el caso.

Charity Flores denunció que los familiares de los escoltas han acudido a las sedes de los organismos de seguridad del Estado, pero niegan tener a estas personas detenidas, por lo que desconocen el sitio de reclusión, así como el estado de salud de los mismos.

Agregó que este lunes en la noche les informaron que el caso lo asignaron a un tribunal en competencia en materia de terrorismo, aunque no se especificó ni tampoco el juez que conocerá de la causa.

Hasta ahora sólo conocen quienes son los fiscales asignados al caso, que son los mismos que llevan la causa de Roberto Marrero, jefe de despacho de Guaidó, y del diputado Juan Requesens, se trata de Dinora Bustamante y Farik Mora.

Sobre este caso, el ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró que Erick Sánchez y Jason Parisi habrían intentado vender armas propiedad del Estado venezolano que habrían sido hurtadas el pasado 30 de abril en la llamada operación libertad liderada por Guaidó y Leopoldo López desde las inmediaciones de la Base Aérea La Carlota, y que el gobierno de Maduro considera un intento de golpe de estado.