Denuncian que «se están cometiendo delitos de lesa humanidad» en Tovar

Foto referencial: Cáritas Venezuela

La Red de Derechos Humanos del estado Lara se pronunció ante el bloqueo por parte de funcionarios de la GNB de la ayuda humanitaria que iba dirigida a la población del Valle de Mocotíes, en el municipio Tovar del estado Mérida.

El sacerdote jesuita Raúl Herrera, miembro de REDHELARA, repudió la actitud que asumieron los funcionarios en el momento de impedir que las distintas ayudas que serían para los afectados por las lluvias, llegaran a sus lugares destinados.

“Se está cometiendo unos delitos que se podría calificar de lesa humanidad porque esa ayuda se trata de defender la vida que es el fundamento de los derechos humanos. La ayuda humanitaria está siendo retenida y no permiten que llegue a los lugares para ayudar a la gente”, dijo.

Herrera indicó que no se puede permitir que este tipo de atropellos sigan sucediendo en el país y aseguró que desde la Red de Derechos Humanos condenan las acciones cometidas e hizo el llamado a la sociedad civil a mantenerse en alerta para documentar y denunciar cualquier tipo de atropellos a los derechos humanos.

Igualmente, en un comunicado divulgado por la REDHELARA señalan que instituciones como la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía han hecho caso omiso a las denuncias que reiteradamente han sido elevadas ante dichas instituciones sobre estos graves hechos.

“Instituciones que deberían estar al servicio de la defensa de los derechos humanos de la gente, tal y como consta en la CRBV, en su Título III, se colocan al servicio de una parcialidad política que está en el poder dejando en un total desamparo e indefensión a la población venezolana”, se lee en el comunicado.

Puntualizan que la ayuda humanitaria que debería llegar a su destino, sin interrupciones ni obstáculos, está siendo sistemáticamente retenida, cuando no sustraída, por algunos miembros de la GNB y autoridades civiles.