Desde Venezuela habrían hackeado sistemas de la Fuerza Armada de Colombia

Listas de coordenadas de bases militares, conversaciones y órdenes secretas del alto mando militar, resultados de operaciones, planes operativos, lista de radares y ubicaciones precisas de batallones, campos petroleros y centrales hidroeléctricas, figuran entre los datos secretos vulnerados supuestamente por la inteligencia venezolana.

Un grupo de expertos en informática del gobierno venezolano logró vulnerar los sistemas informáticos del gobierno de Colombia, y pudieron extraer informaciones ultra secretas que mantenía la administración de Duque, según aseguró un agente de la inteligencia colombiana a Noticias Caracol.

 “Eso realmente representa un riesgo muy muy grande para nosotros porque lograron extraer información supremamente delicada de Colombia”, habría dicho el oficial de inteligencia de Colombia.

De acuerdo con la información divulgada por Noticias Caracol, los ataques de los hackers desde Venezuela atacó a todo el sistema de información ultra secreta de Colombia desde Anzoátegui, Táchira, Barinas, Bolívar y el Fuerte Tiuna en Caracas.

Durante los ataque informáticos, Venezuela habría llevado a cabo el mayor robo de información militar del que hay registro contra Colombia.

Agencias internacionales advirtieron a la inteligencia colombiana desde hace tiempo que las fuerzas venezolanas se habían equipado para la guerra cibernética, asesoradas por los rusos.

“Lo que afectaron fueron sistemas de información. Entre ellos afectaron la RIC (Red de Información de la Fuerza Armada de Colombia). Afectaron sistemas de almacenamiento en los que se guardaba información ultra secreta de operaciones, en los que se guardaba información de resultados operacionales, temas que no deberían estar expuestos a internet terminaron en ese compromiso. Hay conversaciones de instrucciones de los altos mandos dando órdenes, misiones de trabajo, planes operativos y de defensa del país”, habría explicado el oficial de inteligencia con identidad reservada.

Luego de los ataques informáticos, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), tendría una detallada información sobre una lista con las coordenadas de bases de aviación de la fuerza aérea, lista de radares del sistema de defensa aéreo colombiano a lo largo y ancho del país. Ubicaciones precisas de batallones, campos petroleros y centrales hidroeléctricas.

Por lo pronto, se reveló que «ese tema han tratado de darle manejo, que básicamente tapen todo, no digan nada y hagamos cuenta de que no ha pasado nada. No se han hecho investigaciones forenses sobre lo ocurrido, no hemos podido determinar ni siquiera cómo se hizo el ataque, si fue un troyano, si fue mediante fuga de información si porque alguien entregó credenciales de acceso», aseguró el militar del comando general.

Por su parte, Diego Molano, Ministro de Defensa de Colombia, reconoció a Noticias Caracol que sí existió el hackeo.

“Ese fue un ataque que sufrió el Comando de las Fuerzas Militares y en particular afectó al Ejército. Se identificó y se tomaron las acciones correctivas para poder restablecer ese servicio y poder tomar las medidas que hacia futuro no permitieran las debilidades que lograron materializar ese ataque”, señaló en una entrevista.

Pese a que los oficiales encargados de la investigación ratifican que la información hackeada era muy sensible, Molano dijo que realmente no eran documentes relevantes para la seguridad nacional.