Designan centro de inmunización en el Delta donde no hay señal

“No es viable, cómo hacen los que están en la selva y cómo hacemos los que estamos en Tucupita y salimos seleccionados para ser vacunados en Antonio Díaz”, se preguntó una ciudadana que vive en la capital deltana.

Ella fue seleccionada para ser vacunada contra la COVID-19 en la parroquia Manuel Renaud del municipio Antonio Díaz, en los caños del Orinoco; pero es una zona donde no hay señal telefónica y tampoco ha llegado dosis alguna.

Yajaira Segovia, directora regional de salud del estado Delta Amacuro, informó el miércoles 2 de junio que 100 personas serían seleccionadas a través del sistema Patria para ser vacunadas contra la COVID-19.

Explicó que les llegaría un mensaje de texto del sistema del carnet de la patria. No obstante, por lo primero expuesto,  los deltanos tienen más preguntas que respuestas.

No todas las personas que tienen el carnet de la patria poseen un teléfono celular donde se les pueda notificado si fueron seleccionadas. Además, una gran parte de la población vive en los municipios Antonio Díaz, Pedernales y Casacoima, lugares donde apenas sus capitales cuentan con señal telefónica.

Otra de las irregularidades que han asomado, es que algunas personas que viven en Tucupita y anteriormente residían en el municipio Antonio Díaz, han sido notificadas que deberían acudir al centro de salud de las comunidades como, San Francisco de Guayo, Nabasanuka o Curiapo. Sin embargo, nadie tiene la posibilidad de movilizarse por la carencia de combustible, además de que las vacunas no han llegado a estos lugares.

“A mis papás le llegó el mensaje, ellos están en los caños y dicen que deben ir al hospital de Nabasanuka, pero cómo ellos van a saber eso si no tienen teléfono y allá no hay señal. ¿Las vacunas ya están allá?”, se preguntó un joven que vive en la capital deltana.