Despedirán a Tabaré Vásquez «defendiendo la alegría» en Uruguay

Foto: El Cronista

El presidente del Uruguay, Luis Lacalle Pou, manifestó este domingo que su país está de duelo por el fallecimiento del ex presidente Tabaré Vásquez, quien «enfrentó con coraje y serenidad su última batalla».

El ex mandatario murió en la madrugada de este 6 de diciembre, a sus 80 años, a causa de un severo cáncer de pulmón que le fue minando su salud en el último año y medio.

La semana pasada había sufrido una «trombosis aguda» en una de sus piernas. Sus hijos informaron en esa ocasión que a pesar del incidente su padre se encontraba satisfactoriamente bien.

En marzo de este año, antes de la llegada de la pandemia, le entregó la banda presidencial a Lacalle, luego de que éste ganase las elecciones presidenciales en noviembre de 2019.

El actual mandatario reconoció que Tabaré Vásquez obtuvo importantes logros para el país a través de sus servicios en la presidencia del país.

Dice reconocer y valorar diferentes momentos de diálogo político y encuentros personales con quien fuese su adversario en la arena de la política.

Vásquez, médico de profesión, fue presidente de la República Oriental del Uruguay en dos oportunidades no consecutivas.

El primer mandato de un quinquenio fue del 2005 al 2010, cuando le entregó a José Pepe Mujica. Y luego del mismo ya retirado activista de la izquierda recibió otra vez el mando en 2015 hasta este 2020.

El líder político fue uno de los principales impulsores del conocido Frente Amplio en Uruguay.

Reconocido por todo el ambiente político por su estilo moderado y afable, Vázquez se convirtió en 1990 en un inesperado ganador de la elección para alcalde de Montevideo.

Aquello propulsó su carrera política, en la que el fútbol (fue presidente de un club pequeño, Progreso) y la medicina influyeron profundamente.

«Ejercer la política con responsabilidad es también hacer medicina en la sociedad», dijo días atrás en una aparición televisiva en el programa «El Legado» en la televisión uruguaya.

Por su parte, su familia decidió no realizar ningún velorio para respetar los protocolos biosanitarios de protección contra el Coronavirus.

El sepelio se efectuará en el cementerio del barrio La Teja, lugar donde creció el ex presidente y médico oncólogo.

Por la noche, la despedida a Vázquez incluye la convocatoria a que desde los hogares suena la canción «Defender la alegría» de su paisano y poeta Mario Benedetti, interpretada por Joan Manuel Serrat y cinco minutos de aplausos.

Con información de agencias de información de Uruguay