¡Discapacidad en pelota!

beisbol-venezolano
Foto: Archivo.

Muchos fanáticos jóvenes y adultos no podrán recrearse con el béisbol profesional venezolano esta temporada, como en tiempos recientes, debido a las múltiples complicaciones.

La temporada 2019-2020 inicia con un principal problema: la fuerte crisis económica que ha venido disminuyendo patrocinantes y bajando la asistencia de fanáticos a los estadios.

Además, será un reto verdadero llevar las transmisiones de los juegos de pelota a todos los hogares venezolanos por las fallas eléctricas a nivel nacional, las cuales se han intensificado en los últimos meses. En ciudades como Maracaibo, la luz sufre fallas constantes lo que perjudica a los fanáticos de esta región. 

Las personas que iban a los estadios tendrán la dificultad del transporte, la falta de efectivo y dinero en general para costear los consumos durante los encuentros: y gracias a que el transporte público deja de trabajar a tempranas horas, los fanáticos deberán enfrentarse también a los altos costos de taxis.

En el caso de los ciegos, quienes escuchamos los juegos por radio, ¿cómo podremos hacerlo cuando no haya luz en los transmisores?

¿Qué pasó con el Artículo 111, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que señala que todas las personas tienen derecho al deporte y a la recreación como actividad que benefician la calidad de vida individual y colectiva?

Otro artículo que queda en el papel.

Sanciones

¡Las sanciones llegaron al estadio! Lo hicieron para perjudicar el espectáculo de la pelota nacional: las Grandes Ligas han prohibido a sus peloteros y personal técnico participar en el torneo venezolano, debido a las sanciones impuestas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Las consecuencias son notables: nuestro pasatiempo nacional no podrá contar con nuestros peloteros y técnicos estrellas. Un juego con varios grandesligas en acción no será posible en esta temporada.

¡Lo que faltaba: discapacidad en pelota!

No obstante, a pesar de todos los obstáculos, este 5 de noviembre arranca una nueva campaña en el béisbol profesional venezolano, que contará con 42 juegos por equipo y jugadores de otras ligas distintas a las Grandes Ligas.

Será un torneo con múltiples variaciones, como la falta de energía eléctrica en algunas ciudades y las ausencias de los peloteros criollos e importados que siempre dan colorido a la competición. El malestar de los fanáticos ya se siente en las calles de todo el país.

@moisesfquintero