¿Dispone Guaidó de dólares para ayudar a los migrantes venezolanos?

17
MIGRANTES
Foto: Archivo web

Según cifras de organizaciones internacionales, actualmente hay casi cinco millones de venezolanos viviendo en el exterior. Son 4.933.920 para ser más exactos. Por lo menos un millón y medio desea regresar a tierras venezolanas por diversas causas, según el Servicio Jesuita para Refugiados, SJR.

La pandemia ha generado una ola de xenofobia que afecta a los migrantes. En particular los que viven del trabajo informal y a numerosos venezolanos les cuesta pagar los alquileres y costear los gastos de comida y medicinas.

Y me pregunto: ¿el Diputado Juan Guaidó podría usar el apoyo internacional para ofrecer apoyo financiero a estos venezolanos que sufren? La ayuda a los venezolanos en el exterior es urgente.

El economista y director de la Fundación Petróleo por Venezuela Francisco Rodríguez, propuso a la Asamblea Nacional y al Diputado Juan Guaidó, un programa de ayuda a venezolanos en el exterior afectados por la COVID-19, con recursos de cuentas en el extranjero que, según sus cálculos, suman unos 12 mil millones de dólares.

Según Francisco Rodríguez, Guaidó, con el apoyo internacional puede disponer de ese capital millonario y usarlo para un programa de apoyo financiero directo que permita aliviar el drama de venezolanos afectados, ahora por las consecuencias del Coronavirus.

El economista explicó a varios medios de comunicación, que por medio de las empresas mixtas Citgo, Fondos Novo Banco, Financiamiento del BID y el oro en el Banco de Inglaterra, el Diputado Guaidó tiene la oportunidad de disponer de 11.967 millones de dólares. Rodríguez propone un programa de transferencias directas de entre 100 y 500 dólares mensuales a las familias de migrantes venezolanos durante la crisis del COVID-19

¿Por qué no lo hace Guaidó?

El Diputado Guaidó público un comunicado explicando que los dineros en el exterior se encuentran congelados y no pueden ser utilizados de forma directa, debido a que muchos de ellos están inmersos en investigaciones criminales por lavado de dinero.

Dice el comunicado que el equipo de Guaidó ha logrado articular planes para hacer uso de veinte millones de dólares ($20.000.000,00) para la atención de la pandemia del Coronavirus y seguirá trabajando para lograr la autorización que les permita usar la mayor cantidad de recursos posibles en beneficio del pueblo.

El economista Francisco Rodríguez señaló, ante esta respuesta, que es importante notar que ésta es la primera vez que el gobierno interino alega no tener acceso a sus cuentas externas. En ocasiones pasadas, ha hecho importantes movilizaciones de fondos para pagar obligaciones cuyo sustento legal ha sido cuestionado.

Rodríguez insiste que si es posible disponer de recursos económicos para prestar auxilio a los venezolanos en el exterior ya quel gobierno de Donald Trump ha emitido un total de 36 licencias generales para permitir operaciones bajo el régimen de sanciones. No hay ninguna razón para negarle al gobierno que reconoce como legítimo para que éste ayude a los venezolanos afectados por la COVID-19.

El economista argumenta que el Diputado Guaidó podría también usar parte de los 12 millardos de dólares aprobados por el BID para enfrentar la pandemia en países miembros.

Calculamos que Venezuela podría obtener 408 millones de dólares. ¿Por qué no lo hace?
Rodríguez ha expresado ante la negativa de Guaido: “los venezolanos tenemos derecho a una discusión transparente sobre la disponibilidad de fondos en el extranjero y las razones por las que no se han movilizado. Solo mediante esa discusión podremos identificar opciones reales para atender las necesidades de nuestra gente.”

Sobre este tema, Juan Guaidó anunció que busca apoyo nacional e internacional con el fin de reactivar la ayuda humanitaria que incluya alimentos, insumos médicos y kits de higiene para la población. Hasta el momento no hemos tenido detalles precisos de si estos recursos llegaron al país y si fueron entregados.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid por sus siglas en inglés), ha suministrado desde 2017, casi 467 millones de dólares a la oposición venezolana, según reconoce el organismo en su sitio web oficial. ¿Qué pasó con estos recursos económicos?

Es fundamental brindar a la ciudadanía confianza y transparencia en el uso de recursos públicos, y es un llamado tanto para el Gobierno de Maduro como para el Diputado Guaidó.

El país vive una emergencia compleja. Falta de combustible, déficit en los servicios públicos, una crisis política muy grave, asedio internacional y ahora el Coronavirus.

¿Qué resulta más peligroso, el coronavirus o la polarización política? Lo cierto es que el Diputado Guaidó debería explicar con claridad y transparencia si dispone de recursos en el exterior para brindar apoyo a los migrantes venezolanos y a miles de ciudadanos que habitan esta tierra.

Igual vale la pena preguntarse: ¿es viable implementar una tregua política sincera y un acuerdo por 200 días para atender todo estos desafíos?

Es relevante en estos momentos discutir sobre la transparencia como elemento de la democracia que facilita el acceso a la información sobre el uso de recursos económicos, presupuestos, gastos, inversiones y donaciones para atender la emergencia compleja y la crisis del Coronavirus.

La transparencia es la mejor vacuna para enfrentar la corrupción, venga de donde venga, el burocratismo, la opacidad, la propaganda engañosa, el centralismo, y la desigualdad.

Me parece fundamental y urgente que el gobierno del presidente Nicolás Maduro y el Diputado Juan Guaidó firmen una tregua por 200 días y aprueben juntos un programa económico solidario, que incluya transferencias directas a migrantes venezolanos afectados por la crisis del actual Coronavirus. ¿Es posible esta acción?