Docentes argentinos exigen aumento salarial

Foto: @sitiogremial

Trabajadores del sector educativo de Argentina exigen un 29% de aumento salarial ante el despacho del ministro de educación, Nicolás Trotta.

De acuerdo con el instrumento aplicado en Argentina denominado Paritaria Federal Educativa 2021, este no cumple con las exigencias de los docentes que ven que su ingreso por concepto salarial empieza a perder poder adquisitivo.

Varias organizaciones del gremio educativo lidera este movimiento de exigencia, entre ellos, la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), la Confederación Argentina de la Educación (CEA), la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y la Asociación de Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET).

Docentes argentinos han realizado varias protestas en rechazo a la decisión gubernamental que permite el regreso a las aulas. La medida es considerada por los docentes como «insegura» ante la presencia del virus de la COVID-19.

En un comunicado la Unión de Trabajadores de la Educación, Ctera Capital precisó que se han detectado, al menos, varios caso positivos para coronavirus en dos escuelas donde el gobierno obligó a mantenerlas abiertas.

Por su parte, Nicolás Trotta, ministro de educación ha asegurado que durante el último mes ha sostenido varias reuniones en varias regiones.

“Visitamos todas las jurisdicciones. Nos resta solo la provincia de La Pampa que estamos visitando el próximo miércoles. Y en cada jurisdiccón no solo vimos los aspectos epidemiológicos, sino también el diálogo con los sindicatos”, precisó ante medios argentinos.

Entre los temas de conversación ha estado presente el aspecto salarial y paritario, según el ministro. También ha asegurado que desde el Ejecutivo argentino existe toda la disposición de dialogar y «no coloca techo para temas relacionados con el salario».

Se espera que durante los próximos días se logre un acuerdo sobre la base de dos planteamientos cruciales: negativa al regreso a clases de forma insegura y el aumento salarial que de acuerdo con las exigencias, debe ser de un 29%.