Docentes de Machiques no celebrarán su día

Archivo/Foto: John Chacón

Los educadores insisten en ser escuchados por las autoridades nacionales ante la crisis que vive el país y la sostenida devaluación de la calidad de vida del magisterio venezolano.

En esto, y a juicio de la secretaria general del Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Zulia (SUMA-Zulia), Margarita Lapeira, actualmente hay “mucho que protestar y nada que celebrar”.

Día a día se le suman dificultades al reclamo magisterial de que el patrono responda ante las demandas del gremio y el cumplimiento del contrato colectivo que, según los sindicatos, firmó el Ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, y refrendó el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros.

Es tal, que el regente de la cartera de educación en Venezuela todavía no ha admitido la minuta del pliego de peticiones, que fue introducido en la inspectoría del trabajo el 23 de agosto del pasado año 2020 y, según denunció la sindicalista, no fue tomado en cuenta para un aumento de salario devengado a los maestros.

“Ya da pena y molesta anunciar que desde hace tres años nos deben el 880 por ciento de aumento salarial en un contrato colectivo firmado por el ministro y refrendado por el presidente de la República, y que lo han violado”, manifestó.

Educación sin comer no rinde

El gremio docente ha sido insistente en exigirle al gobierno mejoras en la calidad de vida, pues “está desasistido y olvidado por las autoridades educativas”.

Antes de finalizar el año, en Machiques protestaron en la Plaza Bolívar instalando un mercado itinerante con todos los productos que deben comercializar para poder sostener sus familias.

Aseguró que con el sueldo que devengan no puede vivir ni comer y añadió que “no nos queda otra alternativa que seguir en la calle porque han sido sordos al clamor del docente”.

La representante de SUMA-Zulia, quien tiene más de 26 años de experiencia en el área docente, mantiene el llamado a los padres y representantes, así como a la sociedad civil, para que “apoyen al maestro”.

No pasa por alto

A pesar de las dificultades, el magisterio perijanero celebrará una eucaristía en la Catedral de Machiques en horas de la mañana. Allí esperan la presencia de padres, representantes y miembros de las diferentes organizaciones del colectivo educativo.

Recientemente las diferentes federaciones que agrupan a los educadores instaron a participar en una jornada nacional de protesta para denunciar la situación que vive el sector educativo de Venezuela.