Educadores en Mérida temen por sus vidas

Referencial

Ante la presencia del Coronavirus en la región y de la variante brasileña en 4 estados de Venezuela, los docentes en Mérida temen regresar a las aulas de clases luego de Semana Santa.

Luis Porras, presidente del Colegio de Educación y coordinador de la Coalición Sindical del Magisterio merideño, mencionó que los gremios no se oponen al llamado a clases, siempre y cuando se garanticen todas las medidas de bioseguridad para preservar la vida de los docentes, alumnos, padres y representantes.

“Queremos que se ventile y se garantice una seguridad para los docentes, también para los niños, niñas y adolescentes. Que se apliquen todas las medidas de bioseguridad como la dotación de alcohol, tapabocas, cloro, desinfectante y agua”, señaló Porras.

El presidente del Colegio de Educación en la entidad dijo que los docentes padecen a diario tras recibir bajos salarios que no les alcanzan para pagar si quiera un pasaje.

“No se ha cumplido con la segunda Convención Colectiva Única y Unitaria del magisterio merideño. Vienen violando todas las clausulas. Hoy el docente no tiene con qué pagar un pasaje y mucho menos para su alimentación”, aseguró Porras.

Además exigió al gobierno nacional la cancelación de un salario digno, activación de los servicios funerarios, Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM).

Igualmente manifestó que es necesario reparar los centros educativos, entre ellos, las aulas de clases, baños, canchas deportivas y fachadas, puesto que desde hace años los centros educativos del estado sufren un notable deterioro en sus instalaciones.