El 2021 con Fe y Alegría

La mayoría de los venezolanos estamos ansiosos para que este 2020 se termine de ir con todo el cargamento desabrido y amargo con el que se presentó durante sus 365 días.

Y es que no es para menos. En nuestro país, aparte de la ya crisis acumulada que tenemos por todos lados, y que nos obliga a mendigar algo de vida para seguir existiendo, cae, con los avatares propios de una pandemia, este señor indeseable llamado Coronavirus.

Una visita sorpresiva y sigilosa que nos trastocó hasta el modo de sonreír y de caminar. Los primeros meses de confinamiento, que no fue tal porque necesitábamos resolver el día a día en esta república llena de dramas, nos supusieron modificar nuestros ritmos y también nuestras miradas.

Y para todos los que estamos inmersos en el Movimiento de Educación Popular Fe y Alegría ese “shock” también nos conllevó a interpelarnos para revisar qué y cómo veníamos haciendo lo que traíamos en nuestros equipajes de saberes, prácticas, metodologías y experiencias.

Pero teníamos que responder con rapidez porque los desafíos eran inmediatos y urgentes. Y lo hicimos. Tal vez con muchos desaciertos. Pero como lo apunta nuestro Director General, el P. Manuel Aristorena, esta contingencia, que está lejos de irse, hizo posible que se consolidara, en creo y quehacer, el lema de estar más Unidos por la Educación. Y me permito agregar, también por la Comunicación que genera Vida.

A todos nuestros participantes del Instituto Radiofónico Fe y Alegría que siguen apostando con nosotros a continuar formándose para un porvenir digno, porque creen en los estudios como fórmula de superación y cambio.

A nuestros voluntarios, que demuestran con su coraje y entrega que sí es posible un servicio desinteresado y necesario; a nuestros equipos directivos y de gestión, en toda la geografía nacional, desde la Guajira hasta el Delta; a los excelentes equipos pedagógicos que día a día se las inventan para mantener la producción de calidad de La Escuela en La Radio, de los acompañamientos pedagógicos a cada uno de los participantes.

También a nuestros comunicadores populares, productores, técnicos, operadores que hacen posible que la Señal de la Red Nacional de Radio Fe y Alegría Noticias siga estando Con Todas las Voces, un infinito gracias, en nombre del Dios de la vida, de la esperanza y del amor.

Un agradecimiento que también extendemos a nuestros aliados vinculados a nuestra gran familia, la Compañía de Jesús en Venezuela; organizaciones sociales, movimientos educativos, medios de comunicación, agencias nacionales e internacionales colaboradoras en nuestra Misión.

Y ratificarles que para este 2021 seguiremos, contra viento y marea, contra malos presagios, contra dañinas intenciones, con el compromiso renovado por los más descartados, por los orillados, y por los amados del Señor con total Fe y Alegría.

Luis Sánchez/Director del Instituto Radiofónico Fe y Alegría