El centro de Salud Pediátrico más importante del país está cerrando

sería el noveno niño que muere en el JM de los Ríos este año

“Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”, (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Artículo 2).

Así expone la Carta Magna venezolana las garantías de los Derechos para todos los ciudadanos, lo que muy lamentablemente no se cumple.

El 27/02/2020 cerró sus puertas la unidad de terapia intensiva del Hospital de niños: “José Manuel De Los Ríos”, ubicado en Caracas, por falta de personal luego de que los 3 médicos que laboraban en el servicio, renunciaron.

El Hospital José Manuel De Los Ríos, popularmente llamado J. M. De Los Ríos, es el centro de Salud Pediátrico más importante del país. Fundado en 1937, atiende a una población aproximada de unos 1000 niños provenientes de toda Venezuela en sus diferentes servicios entre ellos están: Cardiología, Oncología, Nefrología, Lactancia, Pediatría, etc.

En los últimos 5 o 6 años el hospital ha sufrido un fuerte deterioro en todos sus ámbitos por: ausencia de equipos médicos, falta de personal, disminución de medicinas, avería en la planta eléctrica, falta de agua potable, etc. Lo que se traduce en ineficiencias clínicas a pesar del esfuerzo de los galenos en la atención de los pacientes infantiles que reciben tratamiento en el centro de Salud.

La crisis registra desde 2017 decenas de niños fallecidos a causa de la situación en la que se encuentra el J. M. De Los Ríos. En febrero de 2019, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CDIH) otorgó medidas cautelares al hospital siendo ratificadas en agosto del mismo año, las medidas exigen al Estado venezolano la protección de la vida de los pacientes, haciendo todo lo necesario para mejorar las condiciones del centro de salud pediátrico más importante de la República.

Queda claro que no se han tomado los correctivos necesarios para mejorar el funcionamiento del J. M. De Los Ríos. Por el contrario, continúa deteriorándose poniendo en peligro a cientos de niños que necesitan atención hospitalaria para poder vivir existe el riesgo que la nefasta lista de infantes fallecidos siga creciendo negándole el Derecho a la Vida establecido en el Artículo 43 de la Constitución de la República.

Quien suscribe este escrito se benefició de la buena atención del Centro de Salud en 1991, cuando estuvo hospitalizado durante 2 meses; es completamente injusto que se le condene a la muerte a niños por falta de atención médica adecuada en el país con las mayores reservas petroleras, y minerales, es cierto que hay un bloqueo económico, pero desde antes del mismo ya el hospital requería medidas extraordinarias para evitar que se pusiese en peligro la vida de los pacientes infantiles.

¿Cuántos niños tienen que morir para que se tomen las medidas urgentes para repotenciar el Hospital José Manuel de Los Ríos?

¿Y qué pasó con los Artículos de la Constitución de la República; 19, 21, 43, 78, 83, 84?

Los cuales señalan: la garantía de el goce de todos sus Derechos Humanos a todos los ciudadanos, que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, el derecho a la vida es inviolable, el Derecho de los niños, niñas, y adolescentes a la protección del Estado, que el Estado, garantizará la Salud, como parte del derecho a la vida, y garantizará tratamientos oportunos para las diversas enfermedades.

Todo queda en papel, pues la deuda sigue vigente

@MOISESFQUINTERO