El drama por los servicios básicos en Maturín

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Cuando en la parroquia Boquerón de Maturín hay luz, no hay agua, y si llueve, se va la luz.

Así contaron sus habitantes que se vive el día a día a causa de las irregularidades en el funcionamiento de servicios básicos.  

Los vecinos del sector relataron a Radio Fe y Alegría Noticias que en la urbanización Los Jabillos, las fallas de luz, agua y gas doméstico están prácticamente conectadas. 

Son parte de la larga lista de sectores de la colectividad monaguense que se ha visto afectado por la falta de gas doméstico desde hace meses, forzando a sus habitantes a decantarse por las alternativas que ya son parte de la rutina: buscar la manera de comprar una cocina eléctrica o ponerse a cocinar en fogón.  

“Cuando no es una cosa es la otra” 

El abastecimiento de agua en esta comunidad funciona por tanques y bombas. Sin embargo, los usuarios mencionaron que éstas suelen dañarse con regularidad, dejándolos hasta 3 días el servicio.

Sin mencionar que en caso de ocurrir una falla eléctrica, que es más frecuente de lo que todos quisieran, se quedan sin agua hasta nuevo aviso.  

En materia de electricidad expresaron “con la mínima lluvia se va la luz y hasta cuando no llueve, se va la luz”.

Las fallas eléctricas que suceden continuamente son un detonante para el caos en muchos de los hogares de Boquerón, pues estas suelen ser repentinas, sin previo aviso y con una prolongación de muchas horas.

Si se va la luz y las personas no pueden tomar previsiones, se quedan sin agua y aquellos que dependen de la electricidad para cocinar se quedan además sin la opción de preparar sus alimentos en las cocinas eléctricas. Solo les queda la opción del fogón, pero si la falla eléctrica es provocada por lluvia, no hay manera de encender la leña. 

Por Dubraska Hernández | Radio Fe y Alegría Noticias