El IRFA Mérida gradúa a 12 nuevos Técnicos Medios

285
IRFA Mérida
Foto: Zachari Roa

El Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA) de Mérida graduó este sábado 6 de agosto a 12 participantes entre adultos y jóvenes como Técnico Medio en Comercio y Servicios Administrativos, mención Informática y Contabilidad.

El acto de graduación se llevó a cabo en las instalaciones del Centro Cultural Tulio Febres Cordero en la ciudad de Mérida.

Uno de los graduandos, Daniel Reinoza, quien además obtuvo el mejor promedio de su promoción, contó que su experiencia en IRFA resultó “grata” porque le permitió “completar estos años de estudios”.

A su juicio, considera que el tiempo en IRFA valió la pena por el “esfuerzo y sacrificio que hemos hecho para esto”, afirmó Reinoza.

El joven agregó que durante su proceso de formación estuvieron presentes no solo sus tutores, sino también sus padres, familiares y amigos, quienes lo ayudaron a “completar este logro”.

“Un proceso difícil”

Por otro lado, Estrella Ramírez, indicó que para ella fue “un proceso difícil” por las clases. Sin embargo, “los profesores se convirtieron en una gran amistad” y asegura que la ayudarán para continuar con el aprendizaje a futuro.

 “No hay impedimentos. Tienen que luchar por sus sueños. Por algunos motivos es difícil, pero siempre logra”, apuntó.

Nunca es tarde

Por su parte, María Eugenia Luzardo, es un ejemplo de “querer es poder”. Es de la tercera edad, se graduó y expresó que “nunca es tarde para seguir estudiando”.

“Vencer los obstáculos que hay en la vida. El estudio y la preparación son lo más hermoso y valioso”, dijo.

Foto: Zachari Roa

Entretanto, Susana Barrios, profesora y coordinadora de control de estudios y evaluación de IRFA manifestó que “es un orgullo haber sido parte de ese camino que no fue tan fácil para los estudiantes”.

Para finalizar, Yisenia Yanguicela, directora de la institución, señaló que “vale la pena todo el proceso previo a conseguir el título” por ello invitó a todos quienes deseen continuar con sus estudios, a ser un estudiante de IRFA. Esto implica “aprender para desarrollar capacidades y convertirse poco a poco en otra persona” con el objetivo de graduarse donde luego se abrirá “un mundo de puertas y oportunidades, y valdrá la pena”, precisó.