El merengue se adueñó del Poliedro de Caracas

172
Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

La Rumba del Merengue 2 retumbó bajo la cúpula del Poliedro la noche de este viernes 14 de junio hasta el amanecer de este 15 con los mejores exponentes del género en un show que inició a las 6:30 de la tarde con un sonido de altura y se extendió por más de 12 horas.

Este espectáculo lo anunció a finales de 2023 el merenguero Omar Enrique a propósito de sus 30 años de carrera artística. Luego, en marzo de este año y en una rueda de prensa, anunció oficialmente los talentos tanto nacionales como internacionales que estarían presentes en esta celebración.

La agrupación Los Sobraos comenzó el festín bailable con un aforo que apenas comenzaba a llenarse. Poco después de las 7:00 de la noche el escenario recibió a los enérgicos hermanos de La Melodía Perfecta.

Posteriormente, el cantautor Juan Miguel puso su magia con su salsa, además  recordó al boricua Jerry Rivera para quien pidió un fuerte aplauso “al maestro” y procedió  a cantar Hasta que llegaste tú, tema que grabó a dúo con el salsero boricua quien dentro de pocos días estará nuevamente en Venezuela.

Cuando el reloj marcó las 8:00 de la noche las cuatro integrantes de Las Chicas del Can pusieron también su sabor con La Loba, Juana la cubana, entre otras, por un espacio de 27 minutos en escena.

La Rumba del Merengue 2 contó con una extensa pirotecnia y excelente sonido desde el inicio, aunque luego presentó fallas cuando cantaron las féminas Diveana y Liz.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Luego, un efusivo Omar Acedo subió a escena por un espacio de 15 minutos y fue el primero de los criollos en cerrar con una lluvia de confetti bajo el ritmo de Solo contigo a las 8:47 de la noche. No obstante, algo ocurrió con el vocalista en escena, quien se retiró visiblemente molesto del escenario.

No transcurrieron ni cinco minutos cuando aparecieron Los Cadillacs en tarima con su cuerpo de baile y pusieron a brincar a todos los asistentes en la noche merenguera para cerrar con Me quemas, me quemas.

Diveana puso a cantar a todos

Seguidamente, las pantallas laterales anunciaron a una de las voces más recordadas de Los Melódicos, Diveana, quien con sus éxitos puso a cantar a todo el Poliedro, pese a que su micrófono falló por completo en la primera canción y le tocó pedir, con las manos, al público que la acompañara.

El cambio del micrófono fue inminente y la cosa empezó a mejorar con su segunda tema, Papachongo, pero algunas fallas con el sonido seguían hasta que todo terminó de fluir con Para darte mi vida y Celoso.

Diveana expresó que estaba feliz de “estar aquí esta noche compartir con tantos colegas y músicos en este gran homenaje en este cumpleaños (de carrera) de Omar Enrique”, dijo.

La merenguera siguió con Tus ojos, Lo que siento contigo, Noches de medialuna, Me falta todo, Si tú eres mi hombre y terminó a las 9:29 de la noche.

La rumba estaba totalmente encendida y la noche apenas comenzaba.

Dos minutos después la mesa estaba servida para recibir al “Rey del tecnomerengue”, Roberto Antonio, quien pese a no tener el mismo timbre de voz como en otras épocas, supo poner a bailar al público con Mi cocha pechocha, Ayayay cariño, Ella pasó por ahí, Mentirosa, Porque eres mala, No hay nadie como tú,  Se va a dar cuenta y Marejada.

Y cuando faltaban poquitos minutos para las 10:00 de la noche, apareció Liz, otra de las exvocalistas de la orquesta Los Melódicos, quien desató la euforia con su cuerpo de baile tras comenzar su  show con Diávolo.

Y es con Liz cuando ocurre otra falla en el sonido, el cual dejó con asombro al público, quien no se inmutó y la acompañó con Zúmbalo, entre otras, pero fue con A dormir juntitos que se metió hasta zona trasera del área del box para interpretarla entre el público. ¡La locura!

Luego de una pausa, minutos después apareció en escena “El Potro” Álvarez, quien también es el presidente del Poliedro de Caracas. Al Potro lo acompañaron en escena Sixto Rein y Gustavo Elis con mucha energía y pirotecnia.

A las 10:54 de la noche el coso de La Rinconada ya estaba lleno. La noche no solo apenas era joven sino plena de mucha energía para lo que faltaba.

Elvis Crespo dejó la vara alta

Cuando faltaban quince minutos para la medianoche, salió “El rey del merengue”, Elvis Crespo, el primero de los talentos internacionales en presentarse en La Rumba del Merengue 2.

El boricua, con la energía que lo caracteriza, salió a escena con un gorro rosado e interpretó Luna llena y si bien la euforia estaba encendida en el Poliedro, la música de Crespo la elevó más.

“Es una noche única con los colegas que se presentaron y los que están por presentarse. ¡Gracias nuevamente y disfruten!”, expresó Crespo.

Luego el merenguero puertorriqueño continuó con Nuestra canción en versión merengue y balada con la compañía del público en un solo coro.

Le siguieron Píntame, Bandida, Tu sonrisa, Sin ti a dúo con Manny Cruz, Ven. Con este último tema se metió a la zona del box, siguió hacia atrás y luego no hallaba cómo regresar al escenario, dicho por él mismo.

Estando entre el público le tocó el turno a uno de sus más grandes hits, Suavemente. Con esta canción demostró nuevamente la inmensa energía y carisma que ofrece Crespo en escena. Bien ganado tiene el remoquete de “El rey del merengue”, porque definitivamente así lo demuestra.

Con brincos de su parte y que también le pidió a todos los asistentes, se despidió a las 12:30 de la medianoche.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Un poco de reguetón amenizó el brevísimo tiempo mientras los músicos se alistaban para recibir al siguiente artista. ¿A quién le tocaba? al protagonista de la noche, Omar Enrique, quien salió a escena trajeado de negro a la 1:15 de la mañana con su primer tema Nadie te va a amar.

El criollo prosiguió con La llave de mi corazón. Luego, llamó a escena a Elvis Crespo y cantaron juntos Déjame acompañarte y continuó con No te olvido, Ay, amor divino, Antología de caricias, Nuestro amor será, Nadie como tú.  Seguido, invitó a Juan Miguel a la tarima y cantaron juntos.

Y así sucesivamente llamó a cada uno de los talentos que lo antecedieron en la tarima para interpretar a dúo algunos temas.  Con Diveana interpretó la bachata Quiero hacerte el amor, Noches de fantasía con Roberto Antonio, quien también tuvo fallas con su micrófono; Ella dice con Liz; y luego presentó a Aramís Camilo para cantar Susana.

Pocos minutos después, exactamente a las 2:35 de la madrugada Omar Enrique le dio la bienvenida a Jossie Esteban y a la Patrulla 15 y juntos cantaron Un hombre busca a una mujer y el público no paraba de cantar y bailar.

Vale destacar que el dominicano Jossie Esteban, quien se presentó con un pantalón blanco, gorra negra y chaqueta roja,  tiene una energía en escena arrolladora, a tal punto que el mismo Omar Enrique aseguró que es el mejor bailarín de merengue.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Luego continuó con Mi morena,  el hit Blanca puso al Poliedro entero en una sola voz.  Continuó con El Tiguerón, entre otras, para cerrar a las 3:05 de una madrugada que esperaba a más estrellas del merengue.

La animadora Dariana Alvarado anunció a las 3:26 al “Mayimbe”, al dominicano Fernandito Villalona, quien llevó a los asistentes a otra época con Sonámbulo, Todo hombre que sabe querer junto a Omar Enrique y lo felicitó por su aniversario, para proseguir con Se fue y Te amo demasiado.

Luego de interpretar varios de sus éxitos, Villalona felicitó a Omar Enrique por el aniversario de su carrera y le anunció que había una sorpresa para él. Acto seguido, llegó una torta al escenario en compañía de Roberto Antonio, Diveana, Liz, Juan Miguel, entre otros, quienes además le entregaron varios reconocimientos por sus tres décadas en el merengue.

Pero faltaba más. El turno a las 4:00 de la mañana fue para el exitosísimo merenguero de los años ochenta y exintegrante de la orquesta Wilfrido Vargas, Rubby Pérez, quien siguió la fiesta con una ristra de hits como Hazme olvidarla, Me he enamorado de ella, Buscando tus besos, Cobarde, cobarde, La fiesta del amor y Volveré.

Rubby Pérez demostró que mantiene su voz tan potente como siempre, así como el silbido que lo identifica.

Pérez agradeció el apoyo de los medios de comunicación para “compartir en esta gran noche. ¡Felicidades, Omar! Que Dios te bendiga mucho y que sigas cumpliendo treinta años más para que sigas dando alegría”, dijo cerca de las 4:20 de la mañana para cerrar su presentación.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Dieciséis minutos después y sin previo aviso, el público saltó ante los acordes de Taqui-taqui. Sí, los integrantes de Ilegales llegaron al escenario para encender aún más la fiesta del merengue.

Con Como un trueno, La morena y Chucuchá, Vladimir Dotel y sus muchachos llevaron al público a la década de los noventa para cantar, brincar y bailar durante casi media hora. Ilegales cerró con Mi primer amor tú junto a Omar Enrique a las 5:00 de la mañana.

Foto: Lenys Martínez | Radio Fe y Alegría Noticias

Posteriormente se subió al escenario el cantante Manny Cruz por escasos minutos, para dar paso a otro gran exponente del merengue: el dominicano Eddy Herrera, quien arrancó con El vicio de tus labios. El público no paraba de bailar. Seguidamente, invitó a Liz a la tarima para cantar A dormir juntitos tema que todos los asistentes corearon. Herrera siguió con Tú eres ajena, sigue con A beber que cantó junto a Omar Enrique y Felipe Peláez.

No obstante, el equipo de Radio Fe y Alegría Noticias se tuvo que retirar del Poliedro a las 6:00 de la mañana de este sábado 15. Para esa hora, todavía faltaban algunos artistas por presentarse, entre esos, Bonny Cepeda y Sergio Vargas.

La Rumba del Merengue 2 se desarrolló con bastante organización, orden para todos los asistentes y cuerpos de seguridad que estuvieron tanto en la entrada como en la salida del Poliedro. Además, de los servicios de hidratación, alimentación y sanitarios, sin ningún tipo de contratiempos.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.