El monte invade las instalaciones deportivas en Tucupita

La coyuntura venezolana se refleja en todos los ámbitos sociales. El deporte también ha resultado afectado, por lo que varios jóvenes ven innecesario dedicarse a la práctica deportiva cuando ven las decadencias.

Caso particular es Delta Amacuro, región reconocida a nivel internacional por ser cuna de grandes deportistas. El evidente desinterés de las autoridades oficiales vulnera más la realidad de los espacios donde se practican las diferentes disciplinas.

Los espacios deportivos se muestran abandonados a inicios de año.  Casi todos convertidos en ruinas.

En el polideportivo Pinto Salinas de Tucupita se puede observar cómo la maleza ha hecho estragos, impidiendo que tanto clubes y demás organizaciones deportivas inicien sus actividades.

Otros campos vulnerados ha sido la cancha de fútbol de la comunidad Los Cocos y el campo en La Floresta. Todos arropados por montañas de basura.

Llamado de atención a la gobernadora

El dirigente deportivo Luis Bermúdez hizo un llamado público a la gobernadora, Lizeta Hernández, para que reestructure  la directiva del Instituto Regional del Deporte.

“Yo creo que la gobernadora no puede dejarse engañar por gente a su alrededor que solo piensan en su estabilidad económica. Considero que el deporte es sagrado para los deltanos y es necesario un trabajo más eficiente para recuperar esas áreas donde los jóvenes y niños se dedican a la práctica deportiva”.