El Salvador atraviesa su peor crisis por agua potable

100

El Salvador sufre una de las peores crisis de agua de Centroamérica. Más de 1.6 millones de personas tienen que desplazarse fuera de sus hogares para poder conseguir agua potable.  

Zoila de Jesús Mario, residente de la colonia Jaltepec, El Turicentro, dijo a la Red Voces Nuestras que el agua que extraen es “bastante salada” por ser de pozo y no se puede consumir de ninguna manera.

“Para el consumo humano debemos esperar que pasen los camiones y comprar para llenar los envases. (Pero) a veces no es suficiente”, dijo la mujer.

Por su parte, Carlos Guillén contó que debe invertir 4 dólares cada tres días para comprar agua para su núcleo familiar conformado por cinco personas.

“Al mes debo invertir 24 dólares sólo para comprar agua (…) desde que tengo memoria hemos padecido por fallas en el agua potable”, apuntó.

La mayoría de los residentes deben comprar agua embotellada para consumir. Para las otras actividades la compran a los camiones o la extraen de los pozos, señaló Guillén.

Al menos 12 comunidades de la Costa del Sol en San Luis la Herradura están en el esfuerzo de conformar una intercomunal para así gestionar un proyecto de agua potable.

Apoyo internacional para apoyar con la crisis por agua potable

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un crédito de 100 millones de dólares el pasado mes de octubre para fortalecer el sector de agua y saneamiento en El Salvador.

Se estima que aproximadamente 120 mil hogares se beneficiarán directamente con un mejor servicio de agua potable en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).   

Por otra parte, el reporte especial “Desarrollo Humano en El Bicentenario”, publicado en enero 2022 por el PNUD El Salvador, señala que el desabastecimiento de agua altera las trayectorias educativas y las dinámicas de los hogares, además de aumentar la carga de trabajo doméstico de las mujeres.    

Con información de la red Voces Nuestras, Contacto Sur