El transporte de carga en La Pascua se paraliza por combustible

Foto: Pedro Izzo

Una semana en cola llevan transportistas cargados de maíz para surtir combustible en Valle de La Pascua, estado Guárico.

Zulay Almeida, esposa de un conductor de uno de los vehículos de carga pesada, denunció que los funcionarios militares que están en la estación de servicio 24Horas, no quieren surtirlos y eso puede ocasionar que la carga se pueda dañar.

“La situación se presenta desde hace una semana. Desde el lunes no solamente mi esposo, Armando Rondón, sino otros compañeros del gremio de transportistas están haciendo la cola cargados de maíz y tienen varios días en la cola de la bomba 24 Horas”, expresó Almeida.

Almeida señaló que uno de los compañeros de su esposo se trasladó hasta la estación de servicio Texaco para ver si podía surtir de gasoil. Sin embargo, no tuvo suerte.

“Están cargados y no han podido echar gasoil. La explicación cuando yo les pregunto por qué se han tenido que quedar durmiendo en la cola, es porque tienen que resguardar el maíz para descargarlo. Se supone que esto es prioridad y no se la están dado prioridad”, dijo la mujer.

Se les vencieron las guías de movilización

La carga maíz lleva una semana esperando ser trasladada a Agroindustria donde será procesada/ Foto: Cortesía

La denunciante indicó que ya las guías de traslado se vencieron pero eso no les importó a los funcionarios militares que están encargados de autorizar el despacho del combustible.

“Esas gandolas ya tienen varios días, inclusive han llevado sol y agua y han recibido humedad, se puede dañar el material. Eso es pérdida tanto para los productores como para nosotros y las empresas. La guía ya se venció y eso no le importa a las personas que están encargadas de las bombas”, dijo.

Almeida manifestó que los militares «pasan a quien ellos quieran», irrespetando el orden de la cola.

“Eso es algo que se está viviendo diariamente cuando llega la gandola de gasoil y gasolina. Tienen su amiguismo, sus preferencias, hacen la cola y pasan a los que ellos quieren, a sus conocidos. Sabrá Dios si le pagan o no le pagan en efectivo o en dólares», sentenció.

En ese sentido, se quejó de que «mientras las personas de la cola pierden su sueño, llevan piquete de plaga, duermen abajo de la gandolas, vienen los demás, muy frescos, bañados y vestidos y los surten todo el tiempo”.

Cabe destacar que los productores agropecuarios de este rubro denuncian que han tenido que comprar un bidón de gasoil en 25 y 30 dólares para poder movilizarse a sus unidades de producción para empezar con el ciclo de siembra 2022-2023.

El mismo debe arrancar este 15 de mayo, por lo que exigen al gobierno regional priorizar combustible a los camiones y gandolas que vienen cargadas de insumos para la producción agrícola.