Elegir entre la miseria o volver a la “grave” situación en Venezuela

Foto: cortesía.

Lucia Ramírez Bolívar, coordinadora de investigaciones de migración en la organización Dejusticia expresó que los emigrantes venezolanos se debaten entre quedarse a seguir viviendo la miseria en Colombia, o regresar a la “difícil” situación que enfrenta Venezuela.

Explica que muchos venezolanos en Colombia han sido expulsados de sus viviendas.

“Son personas que por su grave situación de vulnerabilidad deciden voluntariamente volver a Venezuela (…) Es una situación muy difícil en la que tienen que elegir entre estar aquí en una situación de miseria, o volver a la grave situación que enfrenta Venezuela”.

Lucia Ramírez Bolívar

Asegura que muchos venezolanos han emprendido el viaje de vuelta por su cuenta caminando los mismos kilómetros que recorrieron para llegar a Colombia.

Igualmente lo hacen a través de los buses que han dispuesto en muchas ciudades, pero Ramírez dice que con los cambios en el número de personas que se permite cruzar diariamente a Venezuela, por disposición de sus autoridades, ha generado un “represamiento”, particularmente en Cúcuta y en Villa del Rosario, dos de los municipios fronterizos “donde la situación es crítica”.

Enfatiza que estas últimas medidas tomadas por el Gobierno venezolano, son preocupantes porque, según Ramírez, ya había personas que habían comenzado su recorrido (hacia Venezuela) días antes de que se tomara la decisión.

La abogada asevera que existe un grupo de aproximadamente 300 venezolanos viviendo cerca del terminal del norte de Bogotá, allí supuestamente saldrían unos buses con destino a Cúcuta, pero no han logrado conseguir cupo. “En ese sitio viven madres, mujeres embarazadas, niños, adultos mayores, sin ningún lugar donde dormir adecuadamente, sin acceso a la atención sanitaria”.

A Ramírez también le preocupa cómo se están dando las relaciones con las comunidades receptoras en zonas de frontera debido a la discriminación en ciertos municipios en los que se hacen más evidentes estos comportamientos, afectando las relaciones de convivencia entre las personas de ambos países.

Asimismo informó que de acuerdo con un medio de comunicación en Santander (Colombia), 12 venezolanos han desaparecido en las trochas durante la cuarentena, por lo que hizo un llamado a las personas cuando estén realizando estos cruces a que no lo hagan en zonas donde hay presencia de grupos armados.

Sobre estos pasos informales dice que son lugares donde históricamente han tenido presencia grupos armados ilegales, “entonces cuando las personas cruzan por estas trochas pudieran tener encuentros con estos grupos armados, podrían ser víctimas de violencia sexual, reclutamiento forzado u otros tipos de violencia”.

Llamar “armas biológicas” a la gente “es irresponsable”

Respecto a la afirmación que hiciera el secretario de la Gobernación del estado Zulia, Lisandro Cabello de calificar como “armas biológicas” a los migrantes que retornan al país como parte de una estrategia del gobierno de Colombia para infectar a Venezuela, dijo que no hay registro que lo evidencie.

Lucía Ramírez repudia este tipo de declaraciones y las señala de generar más discriminación en contra de las personas migrantes, “no solo fuera de su país, sino también dentro de su país”.

Confirma que estos retornos son promovidos por Migración Colombia y las autoridades locales donde se deben cumplir con requerimientos sanitarios como que no puede haber una ocupación excesiva del bus, distanciamiento social y el uso del tapabocas. “Las autoridades están haciendo lo posible por controlar esas medidas”, refiere la abogada.

Aunque reveló que hay personas que han iniciado viajes con buses particulares que no están autorizados por Migración Colombia para hacer esos recorridos, e instó a las personas a no dejarse engañar pagando altas sumas de dinero para iniciar estos viajes que no están permitidos.