Empleados públicos de Puerto Rico protestan por mejoras salariales

Manifestación de empleados públicos el 18 de febrero de 2022 en San Juan. Foto: El nuevo día

Decenas de organizaciones civiles, sindicatos y otros grupos gremiales convocaron este viernes 18 de febrero, a una paro nacional a través del movimiento “Bori flu” en reclamo por justicia salarial y un retiro digno.

Similar a las protestas de maestros, bomberos y paramédicos, miles de empleados públicos tienen previsto ausentarse de sus trabajos a partir del mediodía para acudir al estadio municipal Hiram Bithorn, en San Juan, donde se agruparán para realizar una marcha.

No obstante, algunas de las protestas iniciarán más temprano. Ese es el caso de una manifestación de profesionales de la salud que inició a las 9:00 a.m. desde el Capitolio.

Mientras, otros sindicatos se manifiestan desde temprano en en el Parque Luis Muñoz Rivera en Puerta de Tierra.

El aumento en protestas y reclamos inició hace poco más de dos semanas cuando la Federación de Maestros de Puerto Rico inició el llamado “teacher’s flu”, mediante el que educadores se ausentaban a las escuelas en señal de protesta.

Las manifestaciones continuaron por más de una semana hasta que el pasado 7 de febrero el gobernador Pedro Pierluisi anunció un aumento de $1,000 en el salario mensual de maestros y maestras.

Aumento de salario para otros

Los legisladores son los únicos empleados públicos del territorio estadounidense que percibieron un incremento automático que ajusta sus salarios al costo de la vida, asegura la AP. 

Los demás no han visto aumentada su paga en más de una década — de dos, en algunos casos — mientras la vida se encarece y la isla lucha por superar una larga crisis económica y una bancarrota gubernamental luego de huracanes letales, sismo y la pandemia del coronavirus.

Las facturas de la electricidad y el agua son casi un 60% más altas en Puerto Rico que el promedio estadounidense. 

Los comestibles son un 18% más caros que en el territorio continental, aunque los costos de la atención médica y la vivienda, entre otros, son más bajos, según el Instituto de Estadística insular.

Marcia Rivera, una economista y socióloga centrada en investigar la pobreza y la desigualdad, dijo que los trabajadores gubernamentales están haciendo frente al incremento de los precios con los mismos salarios que tenían en 2008.

Los sueldos

Muchos empleados públicos tienen uno o dos trabajos adicionales para poder llegar a una final de mes.

En un intento por sofocar las movilizaciones el gobernador, Pedro Pierluisi, prometió a los maestros una subida de 1.000 dólares mensuales apenas unos días después de que el 70% de ellos abandonasen las aulas como protesta a principios de mes. 

Unos días después, amplió la oferta a directores de escuela, a superintendentes regionales ya otros.

Poco después, prometió un aumento de 500 dólares mensuales para los bomberos y otro del 30% para los paramédicos.

Según Pierluisi, el nuevo plan de compensación entrará en vigor el próximo año y supondrá un incremento salarial para millas de empleados públicos, aunque reconoció que no podrá subir el de todos los funcionarios.

“Obviamente no puedo complacerme en todo el mundo. Eso es imposible”, escribe la AP.

En Puerto Rico, los profesores de las escuelas públicas tienen un salario base de 1.750 dólares mensuales y reclaman un mínimo de 3.500. 

Por su parte, los bomberos perciben un sueldo base de 1.500 dólares y reclaman 2.500 además de mejoras en su plan de pensiones.

El líder sindical José Tirado dijo que antes los bomberos podrían retirarse a los 55 años, tras 30 de servicio, con hasta el 75% de su salario. Ahora, la edad mínima de jubilación es de 58 años y apenas perciben el 33% de su sueldo, explicado.

Fuente: AP, El Nuevo Día