En Cerritos Blancos II de Barquisimeto tienen un mes a oscuras

Cerritos II - Barquisimeto
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Vecinos de la comunidad Cerritos Blancos II, ubicada en la zona oeste de la ciudad de Barquisimeto en el estado Lara, tienen un mes viviendo a oscuras debido a la explosión de un transformador.

De acuerdo con Kleis Piña, habitante de la comunidad, el pasado 13 de agosto uno de los dos transformadores de la zona se quemó y dejó sin servicio eléctrico a más de 150 familias del sector.

Piña aseguró que los afectados realizaron las gestiones correspondientes ante Corpoelec, quienes se encargaron de llevarse los dos equipos eléctricos para verificar el estado en que se encontraban ambos transformadores y repararlos.

Indicó que la empresa les notificó que uno de los transformadores se quemó por la sobrecarga de electricidad que tenía, mientras que el otro si se encontraba en buen estado.  

No obstante, los habitantes aseguraron que hasta los momentos siguen esperando que la empresa realice la reinstalación de los transformadores de 50kva.

“Dicen que hay que esperar porque hay comunidades con más tiempo que nosotros sin servicio eléctrico y Corpoelec dice que no tienen transformador”, dijo Piña.

Piña comentó que no es la primera vez que en la comunidad padecen por las fallas en la energía eléctrica, ya que en noviembre de 2020 vivieron una situación parecida con la explosión de otro transformador que los mantuvo tres meses sin luz.

Los habitantes de Cerritos Blancos II exigen a Corpoelec y la gobernación en la región que atienda en la brevedad posible el problema de luz que padecen las familias de la comunidad y se busque una solución permanente para que puedan gozar nuevamente del servicio eléctrico.

“No queremos tener tres meses más sin servicio eléctrico. No queremos volver a pasar un diciembre sin luz”, añadió.

Sin luz tampoco hay agua

Por otra parte, la señora Felipa Linares denunció que el problema de luz ha afectado también el servicio de agua potable en la comunidad debido a que muchas familias tienen bombas eléctricas para surtirse del servicio de agua.

Aseguró que las personas han tenido que optar por comprar agua mediante camiones cisternas, los cuales les cobran 1 dólar por pipa y 5 dólares un tanque que solamente les dura una semana.

“Si no tenemos luz tampoco agua. Por eso pido a Hidrolara que se avoque al problema de agua que tenemos aquí en la comunidad”, aseguró.