En Cumbres se quejan por el agua, el CLAP y los huecos

Foto: Xiomara López

Los habitantes de Cumbres se quejan porque no llega el agua, porque la comida del CLAP es insuficiente y porque los huecos volvieron las calles intransitables.

La comunidad Cumbres en San Juan de los Morros, estado Guárico, es una zona rural que se siente abandonada en los servicios públicos y que espera soluciones inmediatas.

Luis Guillermo Zacarías, quien lleva más de cincuenta años viviendo en este sector, declaró que llevan 11 años que no cuentan agua potable por tuberías.

“Tenemos un aproximado de 11 años que no nos suministran agua por las tuberías”, contó a Radio Fe y Alegría Noticias. El agua de lluvia los salva cuando no tienen dinero para pagar a los camiones cisternas. 

Zacarías denunció que se llevaron la bomba de agua que ayuda a surtir a la comunidad con la promesa de arreglarla en medio de la campaña política. Pero el candidato a la reelección en la gobernación, José Vásquez, decidió enviar una nueva. Aunque luego llegó una de menor potencia que no impulsa el agua hasta el barrio.

“Seguimos con la misma problemática. A los de la parte de arriba del sector Agua Sabana y este sector de abajo, El Guayabo, no nos llega el agua”, exclamó Zacarías.

El afectado indicó que la comunidad cuenta con unos pozos de agua donde las personas tienen que cargarlas con carruchas y bidones hasta sus hogares.

Trasporte público y vialidad

Junior Pinto, otro de los denunciantes, comentó que las personas tienen que caminar un kilómetro y medio desde la parte alta hasta la entrada del sector porque no cuentan con servicio de trasporte público.

“Tenemos como quince años sin este servicio”, explicó Pinto. Agregó además que en la comunidad nunca han discutido este tema con autoridades ni miembros del consejo comunal.

Otros de los problemas que presenta el sector es la cantidad de huecos que tienen las calles que aunque están asfaltadas, las promesas de repararlas nunca se han cumplido.

Electricidad, CLAP y gas  

Juana Zapata, otra de las afectadas, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que su callejón no cuenta con postes de luz, por lo que han tenido que improvisar y pegarse a las líneas de la calle principal.

“El alumbrado está en la calle principal, que desde la entrada hasta el final del Guayabo y los demás callejones, tenemos que comprar cables y pegarnos de la calle principal para tener luz en los hogares”, indicó.

Zapata expresó que presentan muchos apagones porque, al haber sobrecarga de luz, se disparan los tabacos y se quedan sin energía eléctrica por hasta dos días.

Para esta madre, las bolsas de alimentos que son despachadas por los Comité Locales de Abastecimientos y Producción (CLAP), que llegan mensualmente, que no cubren el requerimiento de una familia grande.

“Las bolsas del CLAP llegan mensuales pero la comida que viene dentro obviamente no alcanza donde hay ocho o nueve muchachos. Lo que dura esa bolsa son tres días”, dijo.

Con el servicio de gas doméstico, los habitantes aseguraron que ha mejorado mucho en la comunidad.

“El gas también lo ha solucionado el CLAP. Se les paga, ellos hacen el depósito y luego viene el camión y recoge las bombonas. Ha mejorado bastante la cuestión del gas”, agregó.

Repuesta al problema del agua

Al consultar al presidente de Hidropáez, Ángel Castellano, sobre la problemática que presenta la comunidad con el despacho del agua potable, informó que la bomba sí fue sustituida, pero que ese no era el problema.

Explicó que se dañó un sifón y esto evita que el agua no suba a toda la población. Castellanos aseguró que ya están trabajando para solventar el problema.

Mientras tanto, los habitantes de este sector guariqueño llevan 15 años y siguen contando los días que no llega el agua.

Radio Fe y Alegría Noticias sigue escuchando las Voces de la Emergencia.