La luz es «un lujo» en el barrio Puerto Rico de Maracaibo

Foto: Radio Fe y Alegría.

Los habitantes de la comunidad Puerto Rico, ubicada en la parroquia Cacique Mara de Maracaibo, en el Zulia, deben costear por su cuenta el servicio de agua potable, ya que los entes del Estado actualmente no garantizan una prestación óptima del servicio.

Para las madres del barrio la situación es más compleja, porque a sus hijos no los pueden bañar con agua turbia, que es la condición en que está llegando actualmente por las tuberías, producto de las lluvias según han declarado las autoridades regionales.

La señora María Álvarez debe pagar 1 dólar, que equivale a poco más de 3 millones de bolívares, para llenar una sola pipa de agua; y si compra botellones de agua, cada una le sale en 500 mil bolívares.

“Nos ha afectado bastante sobretodo a lo que tenemos niños porque esa agua no se puede consumir. Es un agua que no se puede utilizar ni para lavar porque esa agua está muy turbia”, aseguró.

Por otra parte, alegó que el que no tiene para comprar el agua tiene que usar la que llega y se terminan enfermando.

“No hay respuesta del gobierno ni de nadie. Estamos a la buena de Dios esperando a ver quién nos soluciona”, aseguró Álvarez.

Entre 5 a 6 horas sin electricidad diarias

“Sobrellevo la situación no estresándome, llevándome la vida con calma”.

Así lo dijo a Radio Fe y Alegría Noticias el señor Vinicio Arrieta, al ser consultado sobre el funcionamiento del servicio eléctrico.

“Diariamente se va la luz durante 5 o 6 horas y eso es un problemas muy grave. Yo soy uno de los afectados por los racionamientos porque yo tenía mi negocio aquí y se me quemó la cava, la nevera, un aire y un televisor, a raíz de los bajones” explicó Arrieta.

Los racionamientos son aplicados sin previo aviso ni un cronograma anunciado.

“Nosotros estamos viendo la TV y de pronto se va, no es como antes que uno sabía que venía un racionamiento a tal hora y uno se preparaba”, lamentó.

Asimismo denunció que dirigentes del chavismo responden a este problemática preguntándole “¿Y ustedes pagan luz?”.

Para Arrieta, cuando a la antigua empresa Enelven la asumió el Estado y la cambiaron a Corpoelec, se convirtió en un “elefante blanco”. Según él, antes se pagaba el servicio, se podía invertir en el sistema y no padecían de cortes eléctricos.

El aseo urbano tampoco pasa

Por su parte, Edixon Socorro denunció la falta de recolección de basura desde hace muchísimo tiempo; de hecho, dijo que ya ni recuerda cuando fue la última vez que pasó el camión.

De acuerdo a él, ahora tienen que llevar la basura por la Avenida La Limpia, donde pasa el camión a recoger la basura, porque ya por los barrios los camiones no pasan.

Socorro explicó que esta situación ha generado una situación incómoda de quema basura, que produce una importante contaminación que puede llegar a afectar a los pacientes con COVID-19 que estén hospitalizados en sus casas.

“La gente opta también por lanzar los desechos por las cañadas, lo que hace que cuando llueve, se desborda la cañada al estar obstruidas por esta basura, empieza a buscar su canal natural y acaban con las casas que allí se construyen de manera inadecuada”, detalló.