En Francisco Solórzano de Guasdualito viven entre huecos, zancudos y hambre

Foto: Radio Fe y Alegría.

Habitantes de la urbanización Francisco Solórzano, en Guasdualito, expresan su malestar por el deterioro en que se encuentra la vialidad, el alumbrado público y el agua potable de la comunidad.

Daira Dugarte, residente del sector perteneciente al municipio Páez de Apure, expresó que la vialidad de la urbanización está tan deteriorada que “con tanto hueco” se dañan los amortiguadores, cauchos y tren delantero de los carros.

Además, recalcó que la falta de alumbrado público se presta para la inseguridad en la comunidad.

De hecho, muchos residentes de la zona han optado por colocar bombillos frente a sus casas para prevenir los robos y atracos por la delincuencia.

Foto: Radio Fe y Alegría.

No llega el CLAP y el agua es turbia

Con respecto a la distribución de alimentos por parte del Gobierno, específicamente los CLAP, Decsy Montoya, manifestó que desde el mes de marzo, no les llega la bolsa de comida.

Asimismo, destacó que otro problema que afecta a la comunidad es el agua potable, que llega con mucha turbidez y no se puede ni lavar la ropa.

Falta de gas y exceso de zancudos

Por su parte, Yurma López señaló que en este primer semestre del año sólo le han vendido dos veces el cilindro de gas en la comunidad.

Cuando se le termina el gas, prepara sus alimentos con una cocina eléctrica y, cuando hay fallas de electricidad, se ve obligada a hacerlo en un fogón de leña.

Además, recalcó que las aguas servidas del canal y el monte propician el incremento de zancudos en la comunidad.

Foto: Radio Fe y Alegría.

Los habitantes hacen un llamado a las autoridades para que se aboquen y atiendan las problemáticas de esta comunidad.

Por Yrmis Ruiz | Radio Fe y Alegría Noticias