En Guasdualito vestir de segunda mano es una opción

37
Foto: Juan Carlos Rosales

Las tiendas de ropa de segunda mano se han convertido en tendencia en los últimos meses en algunas regiones de Venezuela. Para algunos habitantes de Guadualito, en el estado Apure, estos lugares son la opción para no dejar de “estrenar” en año nuevo.

Durante un recorrido por algunas de estas tiendas, Radio Fe y Alegría Noticias conversó con algunos propietarios y consumidores, quienes señalaron que ante la crisis económica estos espacios son la alternativa perfecta.

“Yoli” es propietaria de un almacén de venta de ropa de segunda mano ubicado en el centro de la ciudad y dijo que sus atuendos están en buen estado.

Los precios varían. Por ejemplo, una blusa para dama puede costar 7 mil pesos (28 bolívares) lo pantalones para damas y caballeros se venden desde 10 mil pesos en adelante, lo que equivale a 40 bolívares.

“Un vestido largo puede tener un valor de 15 mil pesos (60 bolívares), mientras que una chaqueta se la pueden llevar pagando apenas 15 mil pesos (60 bolívares)”, dijo.

La comerciante aseguró que las ventas durante la temporada decembrina han estado “buenas”. La mayor parte de la mercancía que vende viene desde Bogotá, Colombia.

En oriente también se vende segunda mano

Al otro extremo del país, en El Tigre, capital del municipio Simón Rodríguez en el estado Anzoátegui, alrededor de seis tiendan abrieron sus puertas este 2022.

En estos lugares se expenden prendas de vestir nuevas y usadas provenientes de China y los usuarios consiguen ropa para caballeros, damas y niños con precios que van desde los 3 hasta los 15 dólares.

Victoria Ramírez contó que logró ubicar un vestido corto casual en apenas 5 dólares. De esta manera cubre parte del “estreno” que lucirá en Año Nuevo.

“Tenía 20 dólares. Con el resto del dinero me podré comprar unos calzados deportivos y completar el outfit que buscaba”, dijo la jovencita de 18 años.

En estos lugares los consumidores pueden ubicar también calzados a precios bastante económicos en comparación con los que se expenden en una zapatería.  

Con información de Juan Carlos Rosales | Radio Fe y Alegría Noticias