En la Guajira prefieren morir de Coronavirus que de hambre

Protesta en Guajira
Foto archivo: Radio Fe y Alegría Noticias

Habitantes del sector Guarero, en la Guajira venezolana, protestaron este sábado exigiendo suministro de agua y alimentos en medio de la cuarentena social.

Maite Montiel, una de las mujeres que salió a protestar en medio de la epidemia de salud, denunció que la última vez que les vendieron alimentos en la parroquia Guajira fue el 13 de marzo.

Aseguró que “estamos cansados de que nos estén diciendo mentiras. Tenemos madres, niños, ancianos, enfermos, de todo tipo de personas padeciendo la necesidad”.

Montiel explicó que les llevaron pollos para ser vendidos hasta en 16 mil pesos colombianos. Ante esto, se preguntó “cómo es posible esto. Dónde está la ayuda que se ve en la televisión que dice el gobierno que nos envía. En dónde está todo eso”.

En medio de su molestia, expresó que “preferimos que abran la frontera y nos dejen morir de COVID-19 a que nos dejen aquí en Guarero aislados, sin nada qué comer”.

Esta mujer Wayuú exigió a la alcaldesa Indira Fernández que ayude a esta comunidad, que también deben pagar a particulares entre 16 mil y 20 mil pesos colombianos por una pipa de agua.

“De los Consejos Comunales, una vez a la cuaresma nos traen agua a siete mil pesos y ni siquiera lleno, (sino) a la mitad. Los demás nos abastecemos de agua de donde la gente se va a bañar, a lavar. Agua que ni siquiera es saludable para nuestros niños”, denunció Montiel.

Cuestionó además, que “cómo es posible, siendo un país tan rico como es Venezuela, estemos padeciendo toda esta situación. Que en la televisión salga la ministra diciendo que en todos los rincones de la Guajira están llegando beneficios del gobierno cuando no es verdad”.

Esta crítica situación afecta a más de 2 mil familias. La última vez que se vendieron las bolsas de alimentos, solo beneficiaron a 200 personas.

Otro de los reclamos que hace la comunidad a la alcaldesa Fernández, es que habiliten un transporte para que se puedan trasladar hacia otras comunidades para comprar sus alimentos.