«En los hospitales pasaron a atender la pandemia descuidando otros servicios de salud»

Foto: referencial.

La coordinadora de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), Magdymar León, expresó que en Venezuela los hospitales y los recursos disponibles pasaron a atender la pandemia, descuidando otros servicios de salud.

«Desde el comienzo de la pandemia el Ministerio de la Salud designó unos hospitales como centros centinelas para la atención de personas con Coronavirus. Esto se dio a la par de ceses de servicios de consulta externa en estos hospitales, así como digamos un viraje de la atención hacia los centros de atención primaria de salud, cuyas condiciones son realmente críticas», dijo León.

En un estudio realizado en 2020 por Avesa, en el que entrevistaron a 106 mujeres, niñas y adolescentes en Filas de Mariches, estado Miranda, el 57,5% de ellas reconocieron no poder asistir a servicios de salud. Solo un 26,4% dijo que podía ir al médico algunas veces y otras definitivamente no pueden asistir ya que la mayoría no tiene los recursos para costear todo lo que implica a asistir al servicio de salud.

«El 87,7% expresó que no pueden costear todo lo que implica asistir al servicio de salud, digamos que no es solo la atención del profesional de salud, que pudiera ser en un centro público entonces no hay que costear consulta, sin embargo tiene que pagar absolutamente todo lo demás como elaboración de exámenes, costos de traslados, adquisición de medicamentos en fin, hay una cantidad de costos que no pueden cubrir», aseveró León.

Indicó que 8 de cada 10 de estas mujeres, niñas y adolescentes consultadas aseguraron que los servicios de salud a los que asisten son de regulares a malos.

León sostuvo que el índice de rechazo en las visitas a los centros de salud contrasta con el 52,8% de las mujeres quienes señalaron que estos servicios estaban bastante próximos a sus sitios de vivienda, pero que definitivamente no asisten porque hay un rechazo al sistema público venezolano, debido a su baja calidad, y también «por su imposibilidad de costear lo que tiene que ver con la salud. Ellas además manifiestan no poder tomar alternativas para tratar su salud general».