En Maturín los abuelos se debaten entre alimentarse o comprar medicinas

Foto: referencial.

La realidad de los adultos mayores es cada vez más precaria. En Maturín, estado Monagas, los abuelos se enfrentan día tras día a la pregunta de si se alimentan o compran sus medicinas.

Angélica Vázquez, de 80 años de edad, expresó a Radio Fe y Alegría Noticias que sufre de neuralgia trigemial, una enfermedad que causa fuertes dolores, además de tics nerviosos en la cara, cuyo tratamiento consiste en anticonvulsivos y analgésicos.

Una caja de Carbamazepina, el medicamento recetado para su malestar, tiene un costo en las farmacias de dos millones de bolívares en adelante.

La abuela vive sola con su nieto menor de edad y solamente puede comprar el blíster de 10 pastillas a casi 800 mil bolívares, “y eso cuando llegan las ayudas sociales”, dijo Vázquez.

“Me resulta cara, pero tengo que comprarla. A veces sí me llega un bono por ahí, pero si son de tres millones de bolívares y la cajita me cuesta dos (millones de bolívares), ¿que tanto me queda para comprar la comida?”, preguntó la abuela.

Con información de la periodista de Radio Fe y Alegría en Monagas, Dubráska Hernández.