En menos de tres días en San Fernando se quedaron sin agua otra vez

40
Foto: Hidrollanos

Por segunda ocasión en menos de tres días San Fernando de Apure se queda sin el servicio de agua potable por la rotura de una manguera. En total, más de 160 mil personas se vuelven a quedar secas, sabrá Dios por cuánto tiempo.

En un comunicado de la hidrológica de los llanos, Hidrollanos, se informa que una nueva avería en la manguera de descarga de 10 pulgadas de diámetro, en la salida del equipo de bombeo, ubicado en la captación del puente María Nieves que alimenta de agua cruda la principal planta potabilizadora de la capital apureña,  obligó a que el servicio de agua fuese suspendido este domingo a  la 1 de la tarde.

Será este lunes cuando los trabajadores de la hidrológica empezarán a ejecutar los trabajos de a partir de las 7:00 am y esperan terminarlos a las 3:00 de la tarde.

El día jueves 12 de noviembre se había presentado la misma rotura en la bendita manguera. Los trabajadores de la estatal efectuaron la reparación el día viernes. Pero la alegría duró apenas día y medio. Este domingo desde diversos sectores sanfernandinos se empezaba a reportar otra vez la sequía.

Esta vez, al igual que la anterior, los sectores afectados de los municipios San Fernando y Biruaca con la suspensión de este servicio vital son el casco central de la ciudad, la avenida Intercomunal, urbanizaciones Merecure, El Paraíso, Las Terrazas, El Tamarindo, y los barrios San José, José Antonio Páez, La Trinidad, Terrón Duro, Serafín Cedeño y las comunidades populares del sur de la capital llanera.

No pegan pie con bola

Lo que fue el 2019, con apagón general incluido, y ya al término de este 2020, en Hidrollanos no han pegado pie con bola con el servicio de agua potable.

De acuerdo a las reseñas periodísticas de los medios regionales no ha habido un mes completo de constante suministro de agua por las redes y tuberías debido a permanentes fallas técnicas.

A veces otra de las causas que obstaculizan la provisión del servicio vital es el robo de equipos y cableados en las plantas de bombeo.

Algunos expertos en la materia hídrica señalan que mientras a los viejos equipos de la planta potabilizadora de La Defensa en San Fernando se le sigan colocando repuestos usados difícilmente se podrá garantizar el surtimiento de agua potable.

Otros consideran que la hidrológica, por ser una empresa pública, está totalmente quebrada para hacer reparaciones de gran magnitud sencillamente porque no recibe el suficiente presupuesto y porque además es muy poco lo que factura por el cobro del servicio.