En Opción Venezuela tejen historias de un país que no se rinde

Foto: OV

Opción Venezuela es una organización que desde el año 2002 promueve diferentes alternativas de formación continua a través de una educación innovadora y de calidad.

Félix Ríos, coordinador de la plataforma, conversó con Radio Fe y Alegría Noticias explicando que la asociación civil nació bajo la inspiración de jóvenes universitarios, recién graduados, que se propusieron diseñar diversas opciones “que nos permitieran construir país con proyectos socio educativos”.

Desde hace 18 años han estado trabajando en la promoción de la responsabilidad social y el emprendimiento en red, sobre todo en jóvenes que estén dentro o fuera del sistema educativo nacional, incluso para aquellos que han emigrado también.

Se enfocan en posibilitar opciones a través de historias y experiencias “porque somos un país que no se rinde”.

En el actual contexto de emergencia humanitaria compleja, dice Ríos que les interesa sobre manera acompañar proyectos para el fortalecimiento de mejorías de las condiciones laborales y profesionales de los docentes.

En los últimos años han desplegado programas de capacitación que tienen que ver con opciones para emprender “a través de metodologías de emprendimiento para docentes y estudiantes con la finalidad de que elaboren proyectos socio productivos”.

Sin embargo, Ríos apunta que en la organización no abandonan la línea de las exigencias hacia las instituciones “en términos de abogar para que el Estado mejore las condiciones socioeconómicas de los docentes y de las escuelas”.

Sumando voluntades

Invita a las empresas privadas, organizaciones sociales, agencias internacionales a sumarse a la cruzada educativa como un aporte a la superación de la emergencia humanitaria compleja.

De lo que se trata también, apunta Ríos, “es que las personas desarrollen sus propios talentos para que emprendan sus propias soluciones”.

Antes de la llegada de la pandemia venían desarrollando diferentes programas de formación con alrededor 200 personas , entre jóvenes y docentes.

Desde las condiciones atípicas que supuso cumplir con la cuarentena, privilegiando los entornos virtuales, los números se han multiplicado hacia unas 5 mil personas integradas a los programas.

Ríos prevé que esta demanda de formación y capacitación en áreas de emprendimiento productivo, paz, construcción de ciudadanía, pueda aumentar significativamente y por eso anunció las alianzas con Fe y Alegría, a través del Instituto Radiofónico Fe y Alegría, Cecal y programa Escuelas.

En el temario específico de la paz, Ríos hace énfasis en que es importante reconocer el mundo emocional de las personas y cuáles son las prácticas y los pasos que se puedan estar dando para alcanzar ese objetivo.

En cuanto al emprendimiento productivo destaca que la finalidad no es enseñar “desde el librito” sino desde una práctica y un acompañamiento que signifique entender que el error, el fracaso, el éxito forman parte del aprendizaje.

Opción Venezuela le ha propuesto a quienes vayan saliendo formados en sus programas “que multipliquen todos esos contenidos y prácticas entre sus alumnos, comunidad educativa, instituciones y compañeros”.

También reconoce la importancia que estas actividades vayan generando el sentido de comunidad, en el sentido de red de constructores de opciones para la transformación del país, pasando por la propia persona.

Ojo con dos emociones negativas

Para el profesor universitario ese proceso debe conllevar además al empoderamiento en cada uno de los participantes “para superar dos emociones negativas que actualmente nos están haciendo mucho daño”.

Estas son la resignación, entendida que haga lo que haga aquí no va a cambiar nada. Con esa actitud las personas suelen quedarse cruzadas de brazos y se dicen así mismas que no tienen capacidad para transformar lo que está ocurriendo.

Esta condición anímica “nos afecta tremendamente porque nos quita el control de nuestras vidas y de las posibilidades de avance que podamos tener a nuestro alrededor”.

La segunda emoción perjudicial es el resentimiento. Señala Ríos que tiende a culpar a otros de lo que está pasando, “pero en ningún vemos cuál es la responsabilidad que cada uno tiene sobre el problema”.

Además el resentimiento no permite que el individuo se pregunte si es posible convertir ese estado anímico en una actitud de aceptación de lo que está sucediendo.

Aclara que esto no significa hacerse de “la vista gorda” sino activar un proceso de interiorización personal para aceptar y mirar qué es lo posible hace para mejorar, desarrollar acciones propositivas y cambiar.

Entre los emprendimientos que ha apuntalado Opción Venezuela se encuentran servicios de comida, alfabetización tecnológica, modelos de negocios y empresas que puedan ir creciendo a gran escala.

En este último punto Ríos remarca la necesidad imperiosa de formar y capacitar en emprendimientos que “no se queden en el nivel de la sobrevivencia…la idea es que sean emprendimientos que crezcan exponencialmente para escalar a otro nivel de desarrollo y prosperidad”.

El domingo 27 de septiembre estarán desarrollando un evento donde tendrán a venezolanos que compartirán sus experiencias de emprendimiento dentro y fuera del país.

El nombre del compartir es “Historias de un país que no se rinde”. Se puede seguir a través de https://www.instagram.com/p/CFa3YEane4t/?igshid=fcq02zob35i2.