En Puerto Ayacucho aprovechan la mañana para salir a comprar

Foto: archivo web

Las medidas de restricción de horarios para los comercios también llegaron a la capital del estado Amazonas.

A pesar de que la entidad se mantiene sin casos confirmados de COVID-19, los establecimientos comerciales solo pueden laborar hasta horas del mediodía.

Es por ello que durante las mañanas, es usual ver a los usuarios hacer largas colas en los comercios abiertos para poder abastecer sus despensas.

A esto se suma las deficiencias con el servicio de Internet que persisten estas últimas semanas y que retrasan los pagos electrónicos.

Sin embargo, llegado el mediodía, los efectivos de seguridad que recorren las calles y avenidas anuncian por un megáfono que ya deben regresar a sus hogares.

Es así como en las tardes, Puerto Ayacucho luce solitaria y de puertas cerradas. Los vecinos acatan la orden de cuarentena de permanecer bajo resguardo para evitar la propagación del Coronavirus.

Luego de las 2:00 de la tarde solo se permite la circulación de aquellos que pertenecen a los sectores de salud, farmacia, alimentos, seguridad y medios de comunicación.

Solo a estos grupos se les otorga, además, el salvoconducto de parte de la Zona de Defensa Integral para poder recibir combustible para sus vehiculos.

Pero los más afectados por las restricciones aplicadas en Puerto Ayacucho son las familias indígenas pues la falta de transporte hacia sus comunidades les impide poder hacer sus compras.

Mientras que en otros sectores afecta la escasez de agua por tuberías para que los habitantes puedan cumplir con las medidas de higiene de manera efectiva.