En una Colombia convulsionada se inicia el registro de regularización de migrantes venezolanos

Referencial

Este miércoles 5 de mayo comenzó en toda Colombia el registro de regularización de 1.742.000 migrantes venezolanos que permanecen en el país, ahora convulsionado por las fuertes protestas sociales y mayor represión por parte de las fuerzas policiales y militares.

La primera fase de la implementación del Estatuto Temporal de Protección a Migrantes Venezolanos está a cargo de Migración Colombia. Su director general, Juan Francisco Espinoza, dijo que lo de este momento es «un acto que nos permite proteger familias, un acto que nos permite proteger a más del 22 % de la migración venezolana».

El proceso de implementación de esta regularización migratoria tiene tres fases. La primera, de registro, comenzó este miércoles y es totalmente virtual. La segunda fase, presencial, arranca en septiembre próximo y consiste en el registro biométrico, toma de fotos y huellas dactilares. Y la tercera, la entrega del documento plástico de identificación, en el mes de octubre.

Espinoza aclaró que el migrante que se encuentre en condición irregular y quiera acogerse al estatuto deberá certificar que se encontraba en Colombia desde antes del 31 de enero del 2021.

El presidente de Colombia, Iván Duque, firmó este decreto del Estatuto Temporal de Protección el pasado 1 de marzo. Pero no se imaginaba que dos meses después el país iba a estar envuelto en una ola de contundentes protestas cívicas en rechazo de un proyecto de reforma fiscal que han sido fuertemente reprimidas por fuerzas de seguridad.

Hasta la fecha se contabilizaban 18 personas muertas por efectos de la violenta represión militar y policial en varias ciudades colombianas, según reportes de la Defensoría del Pueblo.

Duque ha retirado la propuesta y ha llamado a una mesa de diálogo con los diferentes sectores sociales que se encuentran reclamando. Sin embargo, el comité del paro cívico siguió convocando a más manifestaciones principalmente en ciudades como Bogotá, Cali y Medellín.

Fuentes extraoficiales vinculadas al gobierno central informaban en la tarde de este miércoles que era casi seguro que el mandatario decretaría el estado de conmoción para intentar controlar el orden interno.