Colombia: Duque convocó a una mesa de dialogo ante las protestas

Tan pronto Duque pidió el retiro de la reforma se hicieron virales en redes sociales mensajes que pedían más protestas. Foto: Reuters

Tras una semana de protestas y violencia, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este martes 4 de mayo una mesa de diálogo nacional entre sectores políticos y miembros de la sociedad civil, en un intento de búsqueda a una salida a la crisis generada varias localidades del país.

«Instalaremos un espacio para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones, en los cuales no deben mediar diferencias ideológicas sino nuestro más profundo patriotismo», expresó Duque en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

El llamado a dialogo se genera horas después del llamado a detener el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, por parte de organizaciones internacionales como la ONU, la OEA, Amnistía Internacional y el Gobierno de Estados Unidos.

El presidente de Colombia, Iván Duque, convocó este martes a los diferentes movimientos políticos, judiciales, empresariales y sociales del país a un diálogo «sin diferencias ideológicas» para solucionar los problemas nacionales y la violencia que en siete días se ha cobrado la vida de al menos 19 personas en manifestaciones.

Muertes y heridos en las calles de Colombia

Hasta el lunes, la Defensoría del Pueblo informó sobre al menos 16 personas muertas y 254 civiles y 457 policías heridos. Sin embargo, otras fuentes señalan que esas cifras se quedan cortas.

Distintas ONG del país suramericano alertaron sobre presuntas violaciones a los derechos humanos. Según la organización Temblores, al menos 26 personas han fallecido en el marco de las movilizaciones a manos de la fuerza pública.

En Cali, en el suroccidente del país, una de las ciudades que ha llevado la peor parte de las jornadas violentas, la ONU denunció disparos por parte de la Policía contra su misión de derechos humanos en esta ciudad, mientras investigaba sobre las movilizaciones.

Sin embargo, durante esta semana las protestas también han estado empañadas por escenas violentas por parte de civiles en algunas localidades.

En algunas ciudades han saqueado supermercados, quemado autobuses, destruido negocios y tiendas privadas, en momentos de crisis económica por las restricciones impuestas para tratar de controlar la pandemia de la COVID-19.

No obstante, la decisión del mandatario de militarizar algunas ciudades añadió mayor tensión y ha sido fuertemente criticada dentro y fuera del país.

Una reforma tributaria que incendió las calles

El ejecutivo nacional anunció el pasado 2 de mayo que retira la reforma tributaria, medida que oficializó este martes, y que fue el detonante de las protestas.

A pesar del anuncio de retirar dicha reforma tributaria, el descontento ciudadano sigue, ya que simultáneamente el mandatario insistió en formular una nueva reforma fiscal.

Duque aseguró que excluirá de la iniciativa de ley, el mayor pago de impuestos a las clases media y baja, que causó un fuerte rechazo. Sin embargo, muchos desconfían del resultado de otra norma en esta materia.

Fuente: Afp, Twitter