“El sistema eléctrico pasó de la crisis al colapso”

sistema eléctrico
Ingeniero Didimo León en entrevista en el programa De Primera Mano de Radio Fe y Alegría Noticias (Imagen: captura de video)

El sistema eléctrico pasó de la crisis al colapso 

Dídimo León es presidente de la Asociación Venezolana de Ingenieros, Electricista, Mecánicos y Afines del estado Zulia y aseguró que cuentan con una plantilla de profesionales con entre 30 y 40 años de experiencia.

Por ello, se han puesto a la orden del gobierno para asistir a las instalaciones con problemas y realizar algunas experticias; pero, hasta los momentos, no han recibido respuestas.

Afirmó que debido a la diáspora, Corpoelec se ha quedado sin el  45% de sus profesionales, dejando en su lugar “un personal que no está calificado para darle solución a todas las necesidades”.

Esta situación provoca que en consecuencia, por su inexperiencia, comentan errores con frecuencia.

“Termozulia está en cero generación” para el sistema eléctrico

El primer apagón nacional ocurrido en marzo, dejó en evidencia que el parque termoeléctrico del Zulia no estaba trabajando tal como lo había anunciado el gobierno regional.

Y que al contrario de esto, el estado depende de la generación eléctrica del complejo Simón Bolívar, conocido como el Guri.  

Señaló León que Termozulia se encuentra prácticamente “en cero generación”. Explicó que al sufrirse “una contingencia a lo largo de cualquiera de las líneas o a través del sistema Guri, Maracaibo queda a oscuras completamente”, demostrando que la propia generación del estado no está en funcionamiento.

“No está funcionando la Ramón Laguna, no está funcionando Termozulia, no está funcionando la Rafael Urdaneta; en fin, todo es un lamentable caos”, acotó.

El ingeniero denunció que la alimentación eléctrica que tiene el estado, a través del sistema eléctrico interconectado nacional, “es muy poco”.  El suministro de energía es de solo 400 o 600 megavatios, cuando el Zulia necesita al menos 1.700 megavatios.

Destacó que las mayores causas de la problemática de Termozulia son: el poco o nada mantenimiento que ha recibido los últimos años; la falta de inversión para mejorar el sistema; y las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense, que les impide comprar fuera del país los repuestos que necesitan las plantas.

A esto se le suma la falta de combustible, puesto que las plantas funcionan con gas o con gasoil.

“El consumo de combustible es bestial. Para un suministro de 150 megavatios, se necesita un millón de litros diarios”.

Expresó que de lograrse solucionar la problemática de Termozulia, el gobierno tendría que buscar la manera de suministrar el combustible para que pueda funcionar.

Promesa para el 2020 mejoraría

El gobernador informó que en cuanto se instalara el cable sublacustre, mejoraría la situación. Sin embargo, el presidente de Asociación de Ingenieros no cree que ese trabajo se termine todavía, porque faltan ciertas cosas que tardarán más de un año.

Explicó que hasta no lograr solucionar el problema primario, que es el Guri, el estado Zulia “no tendrá más megavatios”. “El Guri está generando en este momento 6 mil o 7 mil megavatios, no pasa de 9 mil”, expresó.

León aseguró que de encontrarse funcionando todas las termoeléctricas del Zulia, el estado tendría 2.816.90 megavatios disponibles para el sistema eléctrico.

La alternativa de una barcaza de 250 megavatios

Según Dídimo, el exgobernador del Zulia, Manuel Rosales, consiguió, por medio de un “grupo norteamericano”, una barcaza de 250 megavatios, y seis plantas estacionarias de 45 megavatios cada una, que pretenden ser instaladas, dos en Cabimas y 4 en el municipio Mara.

Esto, explicó, no sería una solución definitiva pero ayudaría a mitigar el problema. Sin embargo, de concretarse, deberán quedar a cargo de Corpoelec bajo supervisión de agencias de cooperación internacional.