Es muy difícil recuperar la educación universitaria en Venezuela

En la onda de los balances de situaciones y temáticas que estamos haciendo en Radio Fe y Alegría Noticias, el ámbito de los profesores universitarios no podía quedarse atrás.

Por eso consultamos en el programa A Fondo a la profesora Aurora Lacueva, titular de la Universidad Central de Venezuela. En primer lugar advierte que en nuestro país se ha perdido notablemente el valor del trabajo. Y mucho más el que se desempeña en el sector público. “Y las universidades no escapamos a ese fenómeno”.

La grave crisis económica es una de las principales causas por las cuales los docentes universitarios, de las públicas y privadas, terminen renunciando “o porque se han puesto a trabajar en otra actividad mucho más rentable o sencillamente porque se han ido del país”, sostiene Lacueva.

Actualmente el sueldo de un docente universitario titular, con máximo escalafón, es de 1 millón 200 mil bolívares. Es decir, unos 24 dólares mensuales.

Esta situación ha originado que, para citar un ejemplo, en la Universidad Central de Venezuela solo quedan un poco más de 3 mil profesores de planta de los 4.300 que permanecían desde 2018. La deserción en esta casa de estudios superiores se ubica en un 30% para este 2019.

Debido a este cuadro crítico Aurora Lacueva se atreve a vaticinar que “es mucho más difícil recuperar la educación universitaria en Venezuela que retomar las actividades de una industria o del campo”.

Aunque defiende también la autonomía universitaria ve con beneplácito “un diálogo político con las autoridades del Ministerio de Educación Universitaria que mejore la convivencia social…y en este caso los profesores universitarios debemos ser tomados en cuenta porque podemos aportar mucho para la investigación y la academia”.

Finalmente propone que se posterguen las elecciones para renovar las autoridades universitarias pese a la insistencia del gobierno mediante sentencia del TSJ.