Es un problema subestimar los estados de ánimo

234
Imagen: cortesía.

La psicóloga Alicia Castillo aseguró que subestimar los estados de ánimo pudiera traer como consecuencia que las personas desarrollen un trastorno de ansiedad o depresión.

Explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que cuando la persona no puede dormir “bien” es un síntoma que indica que internamente las cosas no marchan como debería.

Aclaró que cuando refiere que la persona no duerme “bien” quiere decir que: o duerme mucho o no puede dormir nada, igual sucede con la alimentación, o come en exceso o simplemente no lo hace.

“Esas polaridades van indicando que hay una alteración en el estado de ánimo de la persona y que lo está normalizando, eso trae como resultado un posible trastorno de ansiedad o depresión”, expresó la especialista.

Detalló que la ansiedad es como una advertencia que da el cuerpo ante un peligro y tiene manifestaciones de inquietud motora: pensamientos catastróficos, intrusivos, anticipación de escenarios de riesgo, muchas veces poco realistas.

A su juicio los jóvenes venezolanos se enfrentan a una incertidumbre constante generada por la crisis política, social y económica que atraviesa el país.

“Muchos han tenido que migrar cuando no han estado preparado para ello, porque aquí (en Venezuela) no encuentran oportunidades de empleo, porque sus sueños se ven limitados. Quizás el estado psicológico de esa persona no está preparado para enfrentar esos retos y esos desafíos”, dijo.

Aseguró que desde enero hasta la primera semana de febrero de 2022 el 80% de sus pacientes ha tenido que referirlos a un psiquiatra para que pueda medicarles, debido a que padecen de una depresión entre moderada o grave en la que no puede profundizar.

Explicó que cuando se habla de trastornos en el ánimo como la depresión se produce un desbalance en la bioquímica cerebral del paciente y no tiene la capacidad de registrar lo que sucede en su vida, es por esa razón que debe referirlos a un psiquiatra.

“Si yo me levanto todos los días sin ganas de ir a trabajar o si me siento que me sobrepasa el hecho de enfrentar el día a día ya eso es un signo de que necesito buscar ayuda, y que integrando ciertas conductas o ciertos hábitos saludables la persona no se recupera indudablemente tiene que acudir a la búsqueda de ayuda profesional”, expresó Castillo.

“Es importante fomentar el diálogo”

Recomendó a los padres de los adolescentes que estén atentos si sus hijos se aíslan o si ya no les interesa salir con sus amigos.

Resaltó que es importante fomentar el diálogo y no el acoso porque muchos padres presionan a los jóvenes al preguntarles constantemente ¿qué pasa?, “eso no ayuda en estos casos”.

Machado aseveró que preguntar “¿cómo te fue hoy?”, “¿qué te parece si hacemos un plan?”, o decir “si quieres hablar estoy acá” son las maneras apropiadas para acercarse al joven para que tenga más apertura de conversar sobre lo que le está pasando.

“Los profesionales de la salud mental no nos vamos a cansar de desmitificar lo que es la depresión y la ansiedad sobre todo hacemos mucha conciencia con los familiares de no presionar a la persona que está deprimida a que se levante de la cama, a que tiene que ir a trabajar, a que tiene que tener fuerza de voluntad, eso no ayuda para nada porque la depresión es una falta de voluntad, la persona quiere tener la voluntad, pero no la tiene porque hay una desregulación bioquímica. Esto es importante que la persona lo entienda y en todo caso la única ayuda que podría brindar es la compañía, es decir, estar presto a que la otra persona hable cuando quiera hablar”, sostuvo la especialista.