Comprar comida en Maracaibo es una nueva odisea

Comprar alimentos
Foto referencial

Es la tercera semana de cuarentena nacional y los maracaiberos siguen saliendo a comprar alimentos para poder cumplir con la medida de quedarse en sus hogares.

Ahora, ir con rapidez es crucial: los establecimientos y mercados solo laboran 4 horas al día, de 8 de la mañana a 12 del mediodía.

El equipo de Radio Fe y Alegría Noticias recorrió diversos comercios de la ciudad para constatar que, además del horario restrictivo, la oferta de alimentos es baja y sus precios «están por las nubes».

Pocas opciones para comprar alimentos y mucho gasto

En los barrios del sector El Marite, al noroeste de Maracaibo, los abastos y comercios grandes cumplen el horario establecido.

Sin embargo, los únicos rubros que pueden encontrarse con seguridad son arroz, harina, queso, huevos y pollo.

Un paquete individual de harina de maíz precocida puede costar desde 95 mil bolívares hasta 120 mil bolívares soberanos.

Y un kilo de pollo cuesta desde 230 mil bolívares soberanos.

Petra González es habitante del barrio Hato Escondido, en el sector El Marite y ante la situación exclamó «eso es un lujo, mijita. Si uno pudiera comprar alimentos por cantidad, pero no. Agarro unos cobritos y se van en tres cosas, no come uno bien y no se cuida porque tiene que andar saliendo».

González gastó 300 mil bolívares en queso, harina y dos chupetas.

Sin transporte ni gasolina

Aunado a la escasez de productos alimenticios, la falta de transporte para recorrer otros mercados de la ciudad es parte de lo que viven habitantes de esta zona de Maracaibo.

Henri Fernández, chofer de la ruta La Estrella—Centro, cuenta a Radio Fe y Alegría Noticias que la falta de gasolina «paró» las pocas unidades de transporte que trabajaban en estos días de cuarentena.

Dice el transportista «la gasolina. Eso nos paró. Un punto de 5 litros cuesta 20 dólares. ¿De dónde vamos a sacar? Y no alcanza para nada 5 litros. Saldremos a trabajar cuando garanticen gasolina».

Abren más temprano

Más al centro de la capital zuliana, en el sector El Varillal, los comercios se disponen a abrir desde muy temprano «para poder hacer las ganancias que ya no pueden hacer por las tardes».

Comercios que abrían normalmente a las 9 de la mañana, ahora lo hacen desde las 7 de la mañana para recibir a la gran cantidad de personas que buscan comprar alimentos.

También, les exigen el uso de tapabocas y una distancia prudente para evitar el contagio del Coronavirus u otra infección respiratoria.

«A los que no cumplen la norma, los cierran»

Ahora, en San Francisco, al sur de Maracaibo, los comercios laboran también por 4 horas, en la mañana.

Pero tres establecimientos fueron cerrados por la Policía Nacional Bolivariana tras incumplir las normas de prevención decretadas por el Ejecutivo regional y nacional, entre estas, el uso del tapabocas y guantes.

Rebeca Viña, habitante del sector Los Cactus, en San Francisco, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que se acercó a uno de estos comercios, pero los trabajadores no usaban las mascarillas ni guantes para vender los productos de primera necesidad.

Relató, «yo estuve ahí y ciertamente, por no usar tapabocas (los trabajadores) fue que llegó la policía y decidió cerrar. Yo me tuve que retirar. Muchos nos retiramos sin poder comprar porque sí estaban incumpliendo la norma».

Cabe destacar que, según informó la Policía Nacional Bolivariana, los negocios fueron cerrados de manera temporal.

Sin embargo, no se precisa por cuánto tiempo.