Escuela de Cacute en Mérida aún se encuentra en reparaciones

335
Estado de la Escuela de Cacute, hoy.

La escuela de Cacute, en el municipio Rangel de Mérida, aún se encuentra en reparaciones y limpieza para poder iniciar el año escolar 2022-2023, pero aún amerita mucha colaboración para pueda quedar en uso y empezar las clases el próximo lunes 10.

Mary Francy Andrade, directora del plantel, informó que ha recibido ayuda gubernamental y de los entes competentes. “Hemos recibido ayuda de los entes gubernamentales, especialmente del gobernador, quien ha estado siempre presto para colaborarnos con las flotas de ayuda para sacar el barro, enviando al cuerpo de bomberos, cisternas con agua”.

También agradeció la ayuda de la alcaldía del municipio Rangel, “que también envió sus cuadrillas para poder limpiar el lodo que estaba pegado a nuestra institución, poco a poco y con ayuda de muchas personas, incluyendo a algunos representantes de la institución, niños, docentes, obreros, hemos logrado ya parcialmente un 90% de  la limpieza de nuestra institución”.

Otras necesidades

Igualmente, Andrade expuso que aún faltan algunos espacios por terminar, y ya se está trabajando en ello para activarse el próximo lunes el nuevo año escolar.

Agregó que les hicieron ver a las autoridades las necesidades de la escuela, entre las que se encuentran la pintura así como la solicitud de bombillos, tuberías dañadas.

También informó que necesitan colaboración para la recuperación de la parte de educación inicial, como sillitas, mesitas y juguetes así sean usados, pero en buenas condiciones, para que los niños de preescolar puedan utilizar esos espacios donde juegan, se distraen y hacen sus actividades pedagógicas.

Andrade hizo un llamado a los representantes de la escuela a abocarse y a colaborar más con la limpieza de la misma, ya que del 100 % de los representantes solo ha colaborado un 20%.

Indicó que si hubiese habido más receptividad de ellos, se hubiese logrado la recuperación en 2 o 3 días. Hace un llamado de atención a la comunidad ya que hace falta más ayuda de su parte.

Por Adriana Moreno/Fe y Alegría Noticias