Falta de gasolina origina que se pierdan las cosechas

Foto: Acción Campesina

Las fallas en el suministro de combustible en medio de esta cuarentena en Venezuela mantiene en jaque la producción de alimentos y también su acceso a las grandes ciudades que dependen de lo que se produce en el campo.

Así lo dio a conocer Manuel Gómez Naranjo, director general de la Asociación Civil Acción Campesina.

A su juicio, la falta de gasolina y otros derivados del petróleo, han generado un efecto dominó en la frágil economía local, lo cual recrudecerá el desabastecimiento de los rubros agrícolas en los mercados nacionales.

Por su parte, Jesús Daniel Ramírez, productor agropecuario de la zona de Altagracia de Orituco y miembro del Directorio Ampliado de Acción Campesina en el estado Guárico, señaló que “la crisis no es la del virus, la verdadera crisis es la del combustible.

Para el ingeniero es la crisis energética, la causa que mantiene a los vehículos de trabajo parados, el transporte de personal paralizado, así como el transporte de insumos, de productos terminados que no pueden salir a los centros de consumo, el transporte de repuestos, entre otros renglones afectados.

Agregó Ramírez que la escasez de combustible está provocando que se pierdan las cosechas en el campo y los alimentos no lleguen a los hogares venezolanos.

 “Las ciudades se están quedando sin alimentos y en algunos días el campo se quedará sin producir. Nosotros, como productores, nos vemos afectados porque hay una cantidad de productos que se quedarán sin llegar a las ciudades y que posteriormente se dañarán, como ya está sucediendo a los productores de hortalizas, a los productores de tomate y de cebollas que son rubros que se dañan rápido.

Después de eso, vendrá la descapitalización y un retraso más en la ya menguada producción que existe,” alertó Ramírez.

Foto: Diario Última Hora

En peligro el ciclo de siembra

Otro de los riesgos que corren los productores agrícolas es que el ciclo de invierno, la siembra y producción de cereales, se pierda porque esos trabajos deben empezar la segunda quincena de abril.

Pero para que el ciclo inicie se debe acondicionar la maquinaria y dicen no contar con ninguna seguridad de que el Plan de Siembra Privada se ejecute por falta de combustible, falta de electricidad, de repuestos, de semilla, de fertilizantes, falta de cauchos.

José Luis Rosa Manuitt, productor y miembro de la Asociación de Productores del Orituco de Leche y Carne, APOLECA, expresa su preocupación al expresar que “en fin, el país se sumirá, Dios quiera que no, en una hambruna generalizada, calculada en unos tres meses.”

Los productores del llano en los estados Portuguesa, Guárico, Barinas, Cojedes y Apure, al igual que los de las tierras andinas, ven con angustia cómo el esfuerzo de su trabajo se pierde en largas colas para surtirse de combustible.

El productor Rosa Manuitt, señaló que la producción de quesos también se ve afectada por lo difícil que se ha vuelto la colocación del producto en los anaqueles de los comercios fuera de las unidades de producción.

“No digo que no se pueda transportar el queso, pero cuesta mucho por el tema del combustible y del salvoconducto. Ya los salvoconductos se están convirtiendo en un negocio también para las autoridades”, apunta el productor.

Revela que existen varios testimonios de algunos de sus compañeros que le están cobrando en dólares.

“Entonces los grandes centros poblacionales se van a ir quedando poco a poco sin comida. De Los Andes no están saliendo ya las hortalizas o salen muy pocas por el mismo problema del combustible, esto es un caos que el gobierno no explica”.

Hasta la fecha, el gobierno que encabeza Nicolás Maduro no ha dado una explicación de qué está pasando con el combustible.

“Todo lo que tenemos son rumores y conclusiones que uno mismo saca. No hay un pronunciamiento oficial, no sabemos cuál es realmente el inventario de combustible con el que se cuenta, cómo se va a repartir ese combustible, de manera tal que alivie un poco lo que es la parte de la producción y nos sentimos a la deriva y en una incertidumbre total”, manifiesta Rosa Manuitt.

Foto: Diario Última Hora

Habla la industria agroquímica

Sobre este escenario acaba de pronunciarse también un grupo de 80 empresas afiliadas a la Asociación de Fabricantes de Productos Químicos Agropecuarios; Asociación de Formuladores y Distribuidos de Agroinsumos; Asociación Venezolana de la Industria de la Salud Animal y de la Asociación Venezolana de Industrias de Semilleros.

En un comunicado llaman a ponerle la atención a los siguientes puntos:

  1. Los productos agrícolas como semillas, fertilizantes, agroquímicos, implementos y equipos agrícolas así como los insumos pecuarios son esenciales para asegurar el funcionamiento del Sistema Nacional Agroalimentario
  2. Por esta razón plantea la urgencia necesaria de que el gobierno nacional diseñe un plan que por vía de excepción provea de combustible al personal estratégico que labora en las unidades de producción para poder trasladar los alimentos.
  3. En el tercer punto exhortan a agilizar los trámites aduanales para la nacionalización de insumos y materias primas que entran por aeropuertos y puertos del país
  4. Finalizan urgiendo considerar la flexibilización para el cumplimiento en los deberes tributarios como pago de impuestos y aranceles.