Fe y Alegría La Chinita cambia desechos por aire acondicionado

Foto: Francisco Fonseca / Radio Fe y Alegría.

El colegio Fe y Alegría La Chinita es una de las primeras instituciones en recibir un aire acondicionado tras haber “canjeado” desechos sólidos con el programa La Escuela Recicla de la alcaldía de Maracaibo.

José Bello, director de la institución, comentó que reutilizando materiales aprovechan al máximo, por lo que consideró importante participar en este programa “que nos motive y nos ayude a impulsar el tema del reciclaje”.

“Incluso, en este año escolar se planificó el tema de agua y saneamiento y de ahorro energético, aparte del contenido que se da en las aulas de clases”, destacó.

En cuanto a la jornada de reciclaje, Bello especificó que se lograron unos 500 kilos de plástico recolectado donde “la mayoría eran envases de refresco o botellas de aceite, y una que otra sillas deterioradas”. 

Por otra parte, Selene Strach, directora general de Desarrollo Social de la alcaldía, explicó que en el programa “planteamos mensualmente hacer cierre con el pesaje y la comparación. Tenemos tabuladores de cantidad de plástico que genera puntos, para luego ser intercambiados por materiales específicos que necesite la escuela”.

En esta ocasión, Fe y Alegría La Chinita se benefició de un aire acondicionado nuevo que será instalado en el laboratorio para mejorar las condiciones de estudio.

Strach también dijo que el plástico limpio que se recolecte irá a la empresa Recimara, administrada entre privados y la alcaldía del municipio, lo que “mejora el servicio de recolección de desechos sólidos. Es un ganar-ganar para toda la ciudad”.

Especificó que está haciendo la recolección de plástico con los movimientos ecologistas y con la Dirección de Educación de la alcaldía. Hasta el momento hay 50 escuelas más participando a las que empezaron a repartir sacos para comenzar el proceso de recolección.

Robo del cableado 

El pasado 26 de junio, Fe y Alegría La Chinita, que atiende a 1.034 alumnos, le robaron parte del cableado eléctrico que alimenta a 15 salones de clases y el salón de usos múltiples, de los cuales ya lograron comprar los 15 metros de cable número 4 que este último requería.

Mientras tanto, los 15 salones siguen sin electricidad y a la espera de conseguir los recursos para reponer 30 metros de cable número dos que se necesitan para esta parte de la institución.

“Necesitamos los recursos para solventar esta situación y así iniciar de manera correcta el próximo periodo escolar”, manifestó Bello.

El educador afirmó que aprovecharán la visita de las autoridades locales para hacerles saber las necesidades que como centro educativo padecen.

“Un módulo de 12 salones están bastante deteriorado. Están colapsando parte de las vigas que soportan el peso de la planta superior”, denunció.