Sí hay gas doméstico en Casacoima, pero en dólares

Residentes del municipio Casacoima, Delta Amacuro, aseguran que sí hay gas doméstico, pero cotizado en moneda extranjera.

Las familias del municipio Casacoima están padeciendo la carencia de gas doméstico desde hace varios meses, y aunque conocen sitios clandestinos donde venden bombonas en dólares, la falta de divisa les impide adquirirlas.

Las personas aseguran estar cocinando a leña, porque no logran costear la compra de un cilindro en el mercado ilegal. Este producto debe ser saldado en dólares.

Una ciudadana del sector Los Castillos de Guayana, reveló que existen lugares clandestinos donde venden bombonas de gas en dólares.

Pese a que es un secreto a voces, prefieren obviar detalles. La traba es la falta de la moneda estadounidense entre unos empobrecidos vecinos que apenas tienen para comprarse  una harina con la quincena que perciben por algún ente oficial de Venezuela.

Esta persona denunció que tienen cinco meses cocinando a leña, porque la mayoría en Casacoima no maneja dólares.  Asegura que viven –mayoritariamente- de la pesca.

“No creo, porque este es un pueblo pequeño y la mayoría vivimos de la pesca”, manifestó.

Sierra Imataca y El Triunfo son algunos de los sectores donde estaría ofertando una bombona de gas a precio de dólar. Un cilindro de 10 Kg tiene un costo que varía de 15 a 20 dólares.

“No podemos comprar por la falta del dólar, ni al cambio. Es muy cara”, aseguró.

Varios habitantes de El Triunfo cerraron la carretera nacional del municipio Casacoima  el pasado lunes. Exigían la venta de gas.

El fenómeno de la dolarización en el municipio Casacoima, ha sido un factor de profundización de la crisis al propiciar el auge de la alza de los productos y servicios que se saldan en bolívares, pero al costo del dólar.

Las familias del municipio Casacoima, Delta Amacuro, se ven afectadas por el constante incremento del dólar, porque a pesar de que trabajan todos los días en la calle, lo que consiguen de dinero “apenas” les alcanza para adquirir una cantidad mínima de alimentos.