Gobierno consideró de insólita decisión de la justicia británica sobre el oro venezolano

212
Gobierno de Venezuela
Foto: VTV

Como era de esperarse, a pocas horas de conocerse la decisión del Tribunal Superior de Londres a favor de la junta administradora del BCV designada por Juan Guaidó en torno al oro venezolano, representantes del gobierno de Nicolás Maduro se pronunciaron en contra del fallo.

El primer cuestionamiento proviene de la junta directiva del Banco Central de Venezuela que dice representar los intereses financieros de la nación. Calificaron el fallo de la justicia británica como “insólito”.

Alegan en el comunicado que “la decisión socava las «legítimas» potestades de administración de las reservas internacionales de Venezuela”.

Igualmente, consideran que “dicha decisión judicial violenta el Estado de Derecho Internacional y el orden constitucional y legal al pretender desconocer a las autoridades legítimas del Banco Central de Venezuela para justificar el entramado criminal que permita la apropiación indebida de las reservas internacionales de Venezuela”.

Los directivos oficialistas del BCV anunciaron que se reservan el derecho de accionar las medidas legales en el ámbito internacional contra esta decisión del tribunal británico.

Tras un juicio de cuatro días que acabó el 18 de julio, la jueza Sara Cockerill, de la división Comercial del Tribunal Superior, consideró que no puede dar por buenas las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano que anularon los nombramientos de Guaidó a esa junta, al no haber base legal en el Reino Unido para hacerlo.

Sin embargo, la jueza no autorizó al equipo opositor acceder a las reservas, a pesar de que su junta se considera válida y Guaidó es reconocido por el gobierno británico como el único presidente legítimo, de forma interina, de Venezuela.

La vicepresidenta también reacciona

Por su parte, la vicepresidenta ejecutiva de la república Delcy Rodríguez también se refirió a esta primera sentencia de la jueza británica. A través de un contacto telefónico por VTV señaló que “es insólito el reconocimiento del gobierno británico a un gobierno inexistente que solo busca desapoderar a Venezuela de sus recursos y activos, lo cual es toda una estrategia que ya ha sido denunciada”.

Rodríguez cuestionó que la justicia de Gran Bretaña “en vez de corregir esos elementos se acogió a la doctrina de Una Sola Voz que establece que el tribunal no puede cambiar la decisión de la corona británica, en este caso en materia de política exterior”.

Aseveró que esos juzgados del Reino “son amordazados, subordinados y sometidos a la política exterior, en este caso de apropiación ilegítima del patrimonio de los venezolanos”.