Gobierno despliega campaña contra venezolanos que retornen por pasos ilegales

Referencial

“Un trochero es un Bio-Terroristas, que deja en riesgo la salud de todos”.

Este texto aparece en la cuenta oficial en twitter del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional, CEOFANB, para promocionar una campaña que por órdenes del presidente de la república han comenzado a desplegar los comandos militares en todo el país contra los venezolanos que hayan reingresado al territorio por los caminos ilegales o trochas.

En el anuncio se “invita” a los ciudadanos de las localidades que si tienen alguna información de algún retornado que lo haya hecho por estas vías que envíe los datos a la dirección de un correo electrónico que dicho sea de paso está denominado como [email protected]

Se especifica en la promoción de la campaña que se guardará confidencialidad de la información y se resguardará la identidad del informante.

Según lo especifican las autoridades militares del CEOFANB y del ejecutivo nacional el objetivo es dar con el paradero de estas personas y detenerlas para que, supuestamente, cumplan un período de aislamiento como medida de prevención contra el COVID-19.

La campaña estigmatizante y de desprestigio ha sido difundida también por los medios estatales públicos, cuyo discurso igualmente replican gobernadores y alcaldes de las zonas fronterizas pertenecientes al partido de gobierno.

Maduro encabeza la estigmatización

Y es que ha sido el propio mandatario nacional el que ha insistido hasta la saciedad que la causa principal, y casi única, del crecimiento exponencial en el último mes de los casos de Coronavirus es el retorno de venezolanos por los pasos ilegales, que el propio gobierno llama “trocheros”.

De hecho, en la alocución de este martes 14 de julio volvió a referirse al tema. Pero esta vez sus frases fueron más discriminatorias y xenofóbicas contra estos migrantes.

Pero no han sido las únicas veces que Nicolás Maduro se ha referido de esta forma a esta realidad de los migrantes retornados.

A finales del mes de mayo empezó a reforzar la tesis que desde Colombia el gobierno del presidente Iván Duque intencionalmente “infecta” a los venezolanos que han manifestado su decisión de regresar a su país con la finalidad de “contaminarnos a todos” en Venezuela.

El domingo 12 de julio dijo textualmente, “si no fuera por los trocheros Venezuela tuviera totalmente controlado el virus y estuviésemos disfrutando de la flexibilización total”, no sin antes asegurar que de no haberse dado esta “lamentable circunstancia incluso las clases habrían vuelto a las aulas como lo había venido evaluando”.

También ha bautizado al originante de la COVID-19 como el “virus colombiano”.

Con el mismo tono ha aseverado que los ciudadanos que han cruzado la frontera para llegar a sus estados de origen son “armas biológicas”.

Por su parte, el Fiscal General de la República, designado por la ANC, Tareck William Saab, ha dicho en reiteradas oportunidades que en las zonas fronterizas entre Venezuela y Colombia operan mafias que controlan el ingreso de los migrantes, “supuestamente” contagiados, con la finalidad de propiciarle un mal al resto de la población venezolana.

El titular del MP designó a mediados del mes de junio unos fiscales especiales en los estados fronterizos para controlar esta situación.

A principios del mes de julio informó que ya habían sido detenidas 13 personas incursas en estos presuntos delitos.

Del lado de las ONG de derechos humanos y agencias internacionales dedicadas a atender a los migrantes no ha habido todavía un pronunciamiento público contundente rechazando estas descalificaciones por parte de los funcionarios gubernamentales.

Desde la oposición política la más reciente reacción es la del diputado de VP Freddy Guevara quien señaló que es “inaceptable” que (el presidente Maduro) se expresara tan mal de aquellos que solo buscan estar a salvo en el país al que pertenece.

“No sólo es una ofensa y ataque a la dignidad, sino también discriminación y estigmatización social”, dijo el diputado este martes 14 de julio a través de su cuenta personal de Twitter.

Hasta este martes 14 de julio Venezuela contabiliza 10.010 contagios y 96 muertes. Según las estimaciones extraoficiales vinculadas a las academias científicas y de la salud solo el 4 por ciento de los casos confirmados son de venezolanos provenientes de otros países.