Gobierno entregaría territorio venezolano a Irán en contra de la Constitución

288
Venezuela e Irán
Foto: EFE

El gobierno del presidente Nicolás Maduro entregará a Irán una extensa porción de tierras de alta producción agrícola que comprende un millón de hectáreas dentro del territorio venezolano.

Pero ni el propio mandatario ni algunos de sus voceros oficiales han confirmado la entrega del millón de hectáreas. Sin embargo, se conoce de una firma de un inusual convenio en junio de 2022 donde Venezuela entregaría parte estas hectáreas cultivables a Irán.

Lo más grave del asunto es que en medio del hermetismo, no se conocen los términos del acuerdo entre Venezuela e Irán. Caracas tampoco ha desmentido la entrega o no de un millón de hectárea cultivable.

Al menos, el ejecutivo nacional debería dar a conocer si se trata de un préstamo, venta o comodato. También debe informar por cuánto tiempo.

Además, es la primera vez que un gobierno venezolano entabla un acuerdo de esta naturaleza sin consultar al Parlamento, esta vez de mayoría oficialista.

La entrega del millón de hectáreas a Irán ha sido cuestionada por distintos actores, factores políticos y de la sociedad civil venezolana. La negativa está evidentemente sustentada en un artículo de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada en 1999 durante el mandato de Hugo Chávez.

La noticia desde Irán

Dada a la falta de información oficial laa informaciones respecto a este asunto pueden resultar imprecisos. No obstante, desde Irán informan que existe un convenio entre el gobierno del país persa y Venezuela para la explotación de tierras.

El proyecto a realizarse en Venezuela sería, incluso, una oportunidad mejor que las de Brasil y Rusia para el desarrollo de proyectos agrícolas.

En el caso de Venezuela se podría producir soja y maíz de la mejor calidad que tendría como destino el mercado internacional de alimentos como Asia, mayor consumidor de los productos agrícolas iraníes.

Los acuerdos de cooperación entre Irán y Venezuela tendrían una duración de 20 años y cubrirían varios frentes económicos: petróleo, minería, energía, agricultura, tecnología en drones, producción de alimentos, cultura, turismo, aviación y otros.

Según Maduro

Hasta ahora el gobierno de Venezuela habría firmado 250 acuerdos bilaterales con Irán. En junio, el presidente Nicolás Maduro fijó en un discurso reseñado por la multi estatal Telesur que el 70% del territorio de Irán es desierto por lo que la producción de sus alimentos cubre solo el 30% de sus tierras.

Según Maduro, en Venezuela hay 30 millones de hectáreas cultivables que permiten no solo elevar la producción interna de alimentos, sino también “para producir alimentos para exportar a Irán y toda esta región del Asia”, explicó.

La expansión iraní por el mundo

La República Islámica de Irán desarrolla un proyecto de alcance internacional dentro de su política de expansión. Dentro de esta política está el proyecto de “Cultivos Transterritoriales”.

Para ello existe una Asociación dedicada a estos menesteres. De hecho, el director de la Asociación de Cultivos Transterritoriales de Irán, Ali Rezvanizade, ya se refirió a Venezuela.

Dijo que la opción de producir alimentos fuera de Irán tenía como mejor opción a Venezuela, por encima de Brasil y Rusia.

Algunas quejas

Este fin de semana se conoció que la productora agropecuaria Nancy España reclamaba la devolución de su finca en Barinas. Y es que el predio El 75 fue tomado por un grupo de invasores que le tienen el ganado secuestrado. Los ocupantes supuestamente habían respondido que “esto ya es de nosotros”.

Este lunes los líderes de la toma ilegal ratificaron que se quedan en la finca pero que, por supuesta benevolencia, no afectarían ni el paso de las personas, entre ellas la dueña y los trabajadores, ni la producción agropecuaria.

En virtud de esta situación, varios productores señalaron que para “los agricultores iraníes hay pasaportes, tierra, seguridad y financiamiento venezolano, en cambio para los agricultores venezolanos hay controles, invasiones, expropiaciones, alcabalas, matracas y confiscación de producción”.